Ficha Técnica

Poio Pescamar: Silvia; Andrea Feijoo, Dani Sousa, Irene y Clara (quinteto inicial). También jugaron, Cárol, Mirian, Anna Escribano, Ana Rivera e Iria Saeta.

Ourense Envialia: Vane Barberá; Chiqui, Marta, Sara Moreno y María Estévez (quinteto inicial). También jugaron, Laura Uña, Iraia, Sara Santos, Candela y Laura Doce.

Pabellón Municipal de Poio. Alrededor de 500 espectadores. Colegiados, Ferrero Carbayal y Carreira romero del colegio gallego; mesa, García Vázquez. Recibieron cartulina amarilla Dani Sousa y con doble amarilla Ana Rivera (36’) en el Poio Pescamar y Sara Moreno y Sara Santos en el Ourense Envialia.

Goles: 1-0, min. 12 Andrea; 1-1, min. 22 María Estévez; 2-1, min. 30 Andrea; 2-2, min. 35 Marta; 2-3, min. 36 Sara Moreno

 

Competido derbi gallego que comenzaba de forma muy equilibrada con dos equipos que querían llevar de inicio la manija del juego.

Unas y otras buscaban crear peligro con disparos de media distancia y trataban de contemporizar sus posesiones. Poco a poco el Ourense parecía hacerse con la manija del partido, pero serían las locales quiénes se cobrarían la primera renta cuando a los doce minutos de juego, en una internada por el ala izquierda, Andrea conseguía sorprender a Vanessa Barberá con un potente disparo cruzado para establecer el 1 a 0.

El Poio se mostraba más cómodo sobre la cancha y creaba mucho peligro en sus rápidas transiciones ofensivas. Se llegaba al descanso con la exigua renta local.

A los dos minutos de la reanudación, en un robo de balón haciendo buena la presión ourensana, María Estévez igualaba el partido tras sendos balones repelidos por Silvia a disparos de Sara Moreno y Chiqui. El choque se convertía en un correcalles y en la medianía del período, tras un remate al palo de Marta para el Envialia, Andrea en jugada personal por el ala derecha enviaba a la escuadra un remate cruzado para subir el 2 a 1.

A cinco minutos de la conclusión, minuto después de un remate al palo de Laura Uña, en jugada de estrategia a la salida de un saque de banda Chiqui habilitaba a Marta al corazón del área para igualar el partido y, segundos más tarde, Sara Moreno en jugada personal ponía por primera vez por delante al Ourense en el partido.

Con todo perdido, las rojillas optaban por el juego de cinco, pero poco después la expulsión por doble amarilla de Ana Rivera dejaban en superioridad sobre la cancha a las ourensanas, que no aprovecharían para aumentar su renta. En los compases finales el Poio embotelló en su área al Ourense pero ya casi sin resuello ni claridad para haber encontrado la igualada.