El Ourense Envialia FSF afronta hoy desde las 19:30 horas su tercer partido en siete días, tras dos empates consecutivos, Majadahonda y CD Burela,  llegan al polideportivo Ezkaba para medirse ante el Lacturale Gurpea Orvina con el único propósito de traerse los tres puntos.

 

Se trata, sin duda, de un escollo complicado para las de Pamplona, ya que las gallegas son uno de los conjuntos punteros de la categoría. En la actualidad son cuartas, con 20 puntos, y sólo han caído ante Roldán (5-3) y Alcorcón (2-1), aunque llegan a Orvina tras encadenar dos empates consecutivos. El primero en Majadahonda (2-2) y el segundo en casa ante el Burela (0-0). Es un equipo muy bien trabajado, que cuenta en su plantilla con Vanessa Barberá, portera y capitana de la selección española, y Sara Moreno que, con 11 goles, es la pichichi del equipo y una de las máximas artilleras de la categoría; sin olvidar a jugadoras de contrastada calidad, como Bea Seijas, Rosángela, Marta Rodríguez o Laura Fernández.

El Orvina, por su parte, quiere redimirse ante su público, después de la dura derrota del último partido en casa ante la UA. El buen partido disputado ante el Gironella en tierras catalanas hace que las pamploneses lleguen cargadas de moral y de buenas sensaciones a este envite. “Queremos hacer bueno el punto cosechado el pasado martes fuera de casa. Para ello, tendremos que trabajar muy duro, frenar el juego del Ourense y su posesión de balón, así como mantener a raya a su goleadora, Sara Moreno”, señala el entrenador rojillo, Iñigo Aquerreta.