Brodziansky vs Estudiantes
Foto: Karen Pazos

Fotos: Karen Pazos

El Monbús Obradoiro se ha impuesto (91-81) al Movistar Estudiantes en un partido en el que los locales mostraron un gran acierto exterior que se vio reflejado en un demoledor parcial de 22-5 en el segundo cuarto. Brodziansky fue el gran protagonista del encuentro a merced de sus 27 puntos, 5 rebotes y 37 de valoración).

El partido dio comienzo con unos primeros minutos de poco acierto en el que tan solo Kyle Singler y Darío Brizuela eran capaces de hacer diana en aro rival.

Darío Brizuela vs Obradoiro
Foto: Karen Pazos

El Estudiantes se apoyaba en los fugaces destellos de Alessandro Gentile y el rebote ofensivo para hacer daño a los locales, con problemas para cerrar el aro pero con una inspiración superlativa desde el perímetro.

Simons y Brodziansky dan comienzo a la fiesta del triple y Nacho Llovet apoya desde la zona para dar las primer ventajas al Obradoiro (13-8, min. 6).

La buena circulación del balón local (cero pérdidas en el primer cuarto y cinco asistencias) no encuentra respuesta por parte de los de Josep M. Berrocal y el Obradoiro se adjudica el primer periodo (19-14).

Sábat y Hilnason toman el relevo anotador en el Obradoiro, aunque la conexión estudiantil Brizuela-Vicedo entraba en acción y, junto a Sutton, comprimía el marcador (25-23, min 15) y obligaba a Moncho Fernández a pedir tiempo muerto.

Un parón que supone un auténtico revulsivo. Obst rompe la sequía local con dos triples y otro de Vasileaidis devuelve el control del partido al Obradoiro en apenas un minuto y medio (34-23, min. 17).

Más seguros y sólidos en el rebote, los gallegos continúan estirando las diferencias a base de triples, entrando Simons, con dos, en escena (45-28, min. 19).

El Estu, negado de cara al aro (40% en tiros de campo y 22% en triples al descanso, por 60% y 53% de los locales), no da con la tecla y ve como se va al descanso 16 abajo (46-30).

Andreas Obst vs Estudiantes
Foto: Karen Pazos

La tónica de la primera mitad tiene su continuidad en la segunda. El tercer cuarto inicia con un duelo anotador entre Brodziansky, con nueve puntos consecutivos para el Obradoiro, y Caner-Medley, con ocho, que termina en tablas y mantiene la renta prácticamente inalterable (58-43, min. 24).

Nacho Llovet se anima desde el perímetro y una canasta desde cinco metros de David Navarro es respondida por Alessandro Gentile, el único capaz de sumar para el Estudiantes durante varios minutos. Kostas entra en escena y cinco puntos suyos parecían romper el encuentro (73-52, min. 29).

Sin embargo, dos triples de Cook y Clavell hacían saltar las alarmas en el Multiusos y Moncho obligaba a parar a los suyos (75-64, min. 32). Spires rompe el parcial, pero Clavell y Cook golpean de nuevo para situar al Estudiantes por debajo de los diez puntos (80-76, min. 36) aprovechando los minutos de desconexión local.

Cuando peor lo pasaba el Obradoiro, Brodziansky hacía acto de presencia para imponer su ley en la zona y sumar cuatro tiros libres que devolvían la calma al cuadro compostelano (84-78, min. 38).

Entre el rugir general del Multiusos, el Estudiantes le tembló el pulso en los instantes finales y Obst y Simons terminaron de romper las ilusiones visitantes y certificar el triunfo del Obradoiro.

Con este triunfo, el Obradoiro (5-7) confirma las buenas sensaciones de Zaragoza y abre una brecha de tres triunfos con los puestos de descenso.

Victoria Obra
Foto: Karen Pazos

91 – Monbus Obradoiro (19+27+29+16): Sàbat (4), Simons (11), Llovet (12), Brodziansky (27), Singler (5), -quinteto inicial- Obst (11), Navarro (5) Hlinason (2), Vasileiadis (10).

81 – Movistar Estudiantes (14+16+26+25): Gentile (18), Brizuela (6), Cook (8), Jankovic (4), Caner-Medley (14), -quinteto inicial- Sola (0), Clavell (17), Hakanson (2), Vicedo (5), Suton (7).

Árbitros: Conde, Serrano, Baena. Expulsó por acumulación de faltas a Albert Sàbat y Kyle Singler, del Monbus Obradoiro, y a Nikola Jankovic, del Movistar Estudiantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada de la Liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante 4.767 aficionados.