El Blusens Monbus recibió el viernes una invitación para disputar la Eurocup, segunda competición de baloncesto de clubes a nivel europeo. La semana pasada ya se trató en el Consejo de Administración la posible participación en la Eurochallenge, competición europea de clubes organizada por FIBA Europa a la que el club había tenido acceso tras haber finalizado la pasada edición de la Liga Endesa en octava posición, tras disputar por primera vez en su historia el Playoff por el título.

Ante esta nueva puerta abierta para jugar en Europa, el Consejo se volvía a reunir, si bien las conclusiones y la respuesta tambien fueron negativas. Raúl López, presidente del Obradoiro decía: “Nos vemos obligados a hacer el mismo ejercicio de responsabilidad que la semana pasada. Somos una entidad, aunque con mucha historia, relativamente joven y ninguno de los pasos que demos debe poner en peligro la viabilidad de un proyecto que ilusiona a muchísima gente. El Obradoiro será lo que su tierra quiera que sea y lo cierto es que a día de hoy el club no tiene no los suficientes, sino los mínimos apoyos para emprender un desafío como este. Ojalá no pase mucho tiempo hasta que nos volvamos a ver en esta tesitura. En el Consejo de Administración lo sentimos mucho, sobre todo por los aficionados y el equipo, que han demostrado esta temporada ser merecedores de disputar una competición europea, pero lo que no puede ser no puede ser”.

La semana pasada, el Herbalife Gran Canaria ya renunció a su plaza en la próxima Eurocup, ya que no han logrado reunir patrocinios suficientes con los que poder afrontar con garantías la participación europea.