El FC Barcelona se impuso al Rio Natura Monbus Obradoiro en el Palau Blaugrana. Los de Xavi Pascual, necesitados de un triunfo, se reencontraron con un público expectante después de la eliminación en Euroliga y sacaron a relucir su mejor versión defensiva para frenar el soberbio inicio del combinado gallego.

 

FC Barcelona 79: Huertas (6), Abrines (3), Thomas (9), Doellman (8), Tomic (7) – quinteto inicial – Hezonja (4), Satoransky (7), Pleiss (10), Oleson (11), Jackson (6), Lampe (0), Nachbar (8).

Rio Natura Monbus Obradoiro 57: Rafa Luz (3), Waczynski (20), Pumprla (5), Kleber (5), Triguero (6) – quinteto inicial – Miller (2), Cárdenas (2), Giannopoulos (3), Corbacho (5), Pozas (0), Chagoyen (-) y Nankivil (6) 

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Lluis Guirao, Jacobo Rial.

Parciales: 14-18, 20-12, 22-10, 23-17

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 29 de la Liga Endesa – aplazado por los compromisos europeos del FC Barcelona – disputado en el Palau Blaugrana ante 4015 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terremoto de Nepal y de Mike Phillips, ex jugador blaugrana recientemente fallecido.

 

En un partido con pocas florituras, más allá de algún mate en contraataque y de un par de soberbias acciones de Wazcysnki y Satoransky, lucieron por encima de todo las defensas. No en vano, el FC Barcelona y Rio Natura Monbus Obradoiro son el primer y tercer equipo respectivamente que menos puntos conceden al rival en cada encuentro. Finalmente, se terminó imponiendo la retaguardia culé, muy agresiva en las líneas de pase y asfixiante en la defensa del uno contra uno.

 

En el capítulo individual, destacó la anotación de Waczynski, que sumó 20 puntos, con un destacado 80% de efectividad en triples, y el récord taponador de Maxi Kleber, que hasta en cinco ocasiones bloqueó las acciones de tiro de los atacantes catalanes: Tomic, Thomas y Jackson sucumbieron ante la envergadura del espigado ala-pívot alemán.

 

Por parte del Barça, la labor anotadora estuvo muy repartida, con distintos protagonistas apareciendo en momentos clave: Nachbar, Oleson, Pleiss y Huertas se fueron cediendo el testigo hasta hacer doblar la rodilla al Rio Natura Monbus. Tibor fue el mejor del encuentro: diez puntos y otros tantos rebotes, para acabar con 16 de valoración.

 

El conjunto santiagués, consciente de la urgencia que apremiaba al Barcelona, apretó mucho de inicio, sorprendiendo a la escuadra blaugrana. El fulgurante arranque de Waczysnki, certero en el tiro y muy hábil en sus lances con Jackson, provocaron un conato de escapada obradoirista que hizo temblar al Palau Blaugrana (2-9). Se sucedían los minutos con muy buenas lecturas defensivas del Rio Natura Monbus, con constantes cambios en cada ataque catalán, que desconcertaron a los jugadores de Xavi Pascual. Kleber se agigantó, taponando e intimidando, y la línea exterior barcelonista no conseguía burlar a la retaguardia de Moncho Fernández.

 

Así pues, el Barcelona encomendó su anotación a las visitas a la línea de personal, impidiendo así que el Rio Natura Monbus Obradoiro levantase el vuelo. Los gallegos, magníficos atrás, también jugaron un baloncesto inteligente, paciente y efectivo en ataque, encontrando soluciones de tiro bien aprovechadas por Wacynski primero y a continuación por Corbacho. En la última acción del primer cuarto, Daniel Miller se quiso sumar al recital defensivo de Kleber con un doble tapón (14-18).

 

No obstante, con el transcurso de los minutos, el campeón de liga fue encontrando paulatinamente su mejor versión defensiva, lo que le permitió ganar confianza y crecer en la otra mitad de la cancha. Oleson, Satoransky y Nachbar pusieron por delante al Barcelona por primera vez en la noche.

 

Se igualaron las tornas y el Rio Natura Monbus Obradoiro participó satisfactoriamente en el intercambio de golpes porpuesto por el coloso catalán. Alberto y Adam firmaron dos canastas de bella factura, contestadas por un potente alley-oop entre Huertas y Thomas y por un nuevo triple de Bostjan Nachbar. El esloveno, que ya había sido verdugo en la visita de los santiagueses en la temporada pasada a la ciudad Condal, ajustó su mirilla y no perdonó con dos lanzamientos frontales libres de marca. Un nuevo tapón, esta vez de Pavel Pumprla sobre Edwin Jackson, puso fin a una intensa primera mitad (34-30).

 

El Barcelona, sabedor de que un final apretado en el Palau en un ambiente enrarecido podía jugar en su contra, volvió de los vestuarios dispuesto a encarrilar la contienda. Y así fue. Un demoledor parcial de salida de 8-0, con dos triples de un hasta entonces infalible Brad Oleson, echó por tierra el sensacional trabajo realizado durante la primera parte por el Rio Natura Monbus Obradoiro. Levantar doce puntos en la cancha del campeón semejaba una difícil empresa para la irreductible escuadra gallega.

 

Probó todo tipo de soluciones Moncho Fernández, pero el encomiable esfuerzo defensivo del Barça apenas dio pie a algún ligero atisbo de reacción de los santiagueses. DeShaun Thomas y Mario Hezonja disfrutaron corriendo al contragolpe y colgándose constantemente del aro obradoirista. Además, también cambió la dinámica en la lucha por el rebote, hasta ese momento dominado por los jugadores del Rio Natura Monbus. Anulado Tomic por el sobresaliente trabajo de todos los jugadores obradoiristas, emergió Tibor Pleiss, con un doble doble que sirvió para decantar definitivamente la balanza del envite.

 

En los primeros compases del último cuarto echó el resto el Rio Natura Monbus, tratando de obrar una nueva hazaña. Triguero y Nankivil se entendieron a la perfección bajo la batuta de un descarado Cárdenas para descoser el entramado defensivo de Pascual, que había anulado completamente al poderío exterior gallego. 

 

Trató de recortar distancia a marchas forzadas el cuadro que vistió de blanco, pero se encontró con los triples de Marcelinho Huertas – por partida doble – Justin Doellman y Álex Abrines que terminaron de cerrar el encuentro.

 

Cayó con orgullo el Rio Natura Monbus Obradoiro, pese a un marcador excesivo que no refleja lo que se vio durante muchos minutos en la pista. Los de Moncho Fernández compitieron de tú a tú contra el vigente campeón de Liga durante gran parte del encuentro, pero terminaron cediendo ante la calidad del FC Barcelona. 

 

En tan solo tres días le espera a la escuadra gallega otra prueba grande: visita Compostela el Real Madrid, campeón de la Copa del Rey, líder de la Liga Endesa y recientemente clasificado para la Final Four de la Euroliga. El Fontes do Sar, con la “Mejor Afición Gigantes” de la ACB, volverá a jugar un papel fundamental (domingo 3, 12:40 h).

 

Fuente y foto: Obradoiro