Foto: A. Nevado
  • El cuadro estudiantil consiguió la permanencia matemática tras vencer a Monbus Obradoiro, quien intentará lograr lo mismo en la última jornada ante el Barça Lassa.

(EFE).- El Movistar Estudiantes consiguió la permanencia matemática en la Liga Endesa tras vencer al Monbus Obradoiro por 83-80, en un partido en el que Alessandro Gentile (27 puntos) fue fundamental y también Darío Brizuela, que anotó los 9 puntos finales de su equipo.

Estudiantes comenzó muy motivado el partido, conscientes los jugadores de lo mucho que estaba en juego y con un Alessandro Gentile especialmente ofensivo. El 12-3 (m.4.30), con 8 puntos del italiano, fue la traducción al marcador.

Monbus Obradoiro salió fiel a su estilo, con un baloncesto directo y primando el lanzamiento triple a cualquier otra opción, pese a que sólo Kostas Vasileiadis consiguió perforar el aro de los madrileños en ese periodo.

Los colegiales dieron a los gallegos a probar de su propia medicina, toda vez que el primer cuarto concluyó con 3 de 4 en triples, por 2 de 9 para el Obra.

Así las cosas, los primeros 10 minutos concluyeron con un 24-13 esperanzador para los locales que comenzaron a entrever la luz de la permanencia al final del túnel.

Pero en el segundo cuarto, el Monbus Obradoiro despertó en el tiro, con un Andreas Obst certero en el inicio, y el Estudiantes bajó sus prestaciones, sobre todo en defensa, con lo que el marcador se equilibró hasta el 42-39 con el que los equipos fueron a los vestuarios.

El Estudiantes perdió la fortaleza que había mostrado bajo su aro, sobre todo, y tampoco encontró un acompañante para Gentile a la hora de anotar, mientras que Vladimir Brodziansky hizo daño con puntos importantes.

El descanso le sentó bien a los madrileños que salieron con renovados bríos en pos de la victoria, con un Gentile -22 puntos a estas alturas de partido- que siguió muy enchufado y con un Kyle Singler, por parte foránea, que dio muestras de la gran calidad técnica que atesora, 53-46 (m.23.30).

Los fallos en los lanzamientos triples de los locales y la lucha de los gallegos, hicieron que el partido volviera a igualarse, 58-54 (m.27.15). Y que a falta de 25 segundos para el final del tercer cuarto, el equipo gallego se adelantara en el marcador, 61-62, por segunda vez en el partido tras el 2-3 del triple inicial de Vasileiadis.

El tercer periodo lo cerró el alero griego con otro triple marca de la casa para poner el 63-65 en el marcador.

Con el marcador en contra, los minutos pasando y con dobles y triples opciones desaprovechadas en ataque por los locales, el dramatismo se instaló en las filas colegiales, 68-73 (m.33).

Monbus Obradoiro ya con la velocidad de crucero en cuanto a efectividad de sus lanzamientos triples -11 de 28 (39%) a cinco minutos del final- se resistió a abandonar la delantera en el marcador, 70-73.

Un triple de Shayne Whittington estableció la igualdad en el marcador, 73-73, a falta de 5,30 minutos para el final, pero Ben Simons con otro aguó la reacción colegial.

Darío Brizuela fue el héroe de la reacción final con un mate a falta de 2.22 minutos que significó el empate a 76 y con una bandeja a 71 segundos para poner el 78-76.

Y la guinda del escolta donostiarra fue un triple a 37.6 segundos para dar al Estudiantes 5 puntos de ventaja, 81-76. Estudiantes sufrió hasta el final, hasta el 83-80, pero certificó la continuidad de la categoría.

FICHA TÉCNICA

83 – Movistar Estudiantes (24+18+21+20): Gentile (27), Brizuela (14), Cook (7), Caner-Medley (7) y Whittington (14) -equipo inicial-, Clavell (4), Etou, Hakanson (7), Arteaga, Vicedo (3) y Lamprapoulos.

80 – Monbus Obradoiro (13+26+26+15): Sabat (3), Spires (2), Singler (14), Vasileiadis (11) y Llovet (4) -equipo inicial-, Simons (9), Brodziansky (25), Obst (8), Navarro e Hlinason (4).

Árbitros: Carlos Peruga, Sergio Manuel y Arnau Padrós. Kyle Singler (m.34) y Alessandro Gentile (m.40) fueron eliminados por cinco personales.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima tercera jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes (WiZink Center) de Madrid ante 10.857 espectadores. EFE

Comentarios