Lo tuvo muy cerca. El Monbus Obradoiro cayó derrotado (77-80) ante el Barça Lassa en un partido muy igualado que no se decidió hasta los instantes finales. Pudo Magee llevar el encuentro a la prórroga, pero su lanzamiento exterior fue escupido por el aro. Así, el conjunto blaugrana se proclama campeón del I Trofeo Xacobeo 2021 días después de hacer lo propio en la Liga Catalana.

El Obradoiro salió a la pista un quintero formado por Brodziansky, Spires, Czerapowicz, Magee y Pozas. En el bando contrario, un Pesic que apostó por gran parte de su artillería pesada: Tomic, Mirotic, Abrines, Higgins y Pangos.

La primera canasta en juego llegó bajo la firma del fichaje estrella azulgrana, Mirotic. La respuesta local fue contundente, con dos triples de Brodziansky ante la defensa del montenegrino y otros dos de Magee, quien comienza a demostrar por qué fue fichado, que otorgaban las primeras rentas para los compostelanos.

La entrada en pista de Hanga ayudó a equilibrar el esquema defensivo de los de Pesic y Pustovyi, ovacionado por el público santiagues, sirvió de muro de contención zonal. Así, Pangos, Higgins y Mirotic aprovecharon para devolver el golpe con un parcial de 8-0 (12-19, min. 8). El tiempo muerto pedido por Moncho surte efecto y una tímida reacción permite a los locales cerrar el primer cuarto con solo un punto de desventaja.

La responsabilidad ofensiva del Barça sigue cayendo en manos de Higgins y Mirotic. Además, los ajustes defensivos de Pesic comienzan a surtir efecto y el Obradoiro es incapaz de circular el balón para hallar un jugador liberado. Pangos, con un triple, echa sal en la herida y dispara las diferencias por encima de los diez puntos (22-33, min. 16).

De nuevo, un arreón del Obradoiro liderado por Magee y Pepe Pozas vuelve a comprimir el marcador justo antes del descanso con un parcial de 16-6 en tres minutos (38-39). 

El inicio de la segunda mitad estuvo marcado por el alto grado de intensidad defensiva mostrado en ambos lados de la cancha. Pesic intentó minimizar el principal foco de peligro de los primeros veinte minutos con una marca constante de Hanga sobre Magee. El de Wofford College, ‘on fire’, no se atemorizó ante la defensa del internacional húngaro y sumó cinco puntos para mantener el intercambio de golpes (47-50, min. 26).

Era ahora el Barça el que no daba con la tecla para perforar el aro rival. La salida de Álvaro Muñoz otorgó frescura al ataque obradorista y Kravic, fino también en la difícil papeleta de frenar a Mirotic, regaló las primeras ventajas locales desde el primer cuarto. Brandon Davies haría acto de presencia para mantener el choque igualado antes del último y definitivo parcial (59-59, min. 30).

Comenzó el cuarto con un intercambio de canastas entre ambos equipos en el que se impuso el cuadro visitante a través de Kyle Kuric. Ocho puntos del escolta estadounidense amenazaron con romper el marcador pero sendos triples compostelanos igualaron nuevamente la contienda (70-70, min 36).

En los minutos finales, el Barça Lassa impuso su mayor talento y experiencia. Los constantes dos contra uno sobre Magee asfixiaron al principal referente ofensivo de un Obradoiro que pecó de nerviosismo y precipitación. Las pérdidas lastraron a los locales y Higgins y Mirotic terminaron por ajusticiar al Obradoiro. El propio Magee tuvo en sus manos empatar el partido sobre la bocina, pero su triple se salió de dentro.