Obradoiro vs GBC
Foto: ACB Photo / X. Cortizo

El Monbus Obradoiro se ha impuesto (88-82) en el día de hoy al Gipuzkoa Basket en un partido muy igualado y de alternativas con el que ponen punto y final a una racha negativa de cuatro derrotas.

El inicio del partido estuvo pintado de claro color visitante, mucho más entonado en ambos lados de la cancha. Con una férrea defensa, atenta a las líneas de pase y un marcaje exhaustivo sobre Vasileaidis, dejaba a cero al Obradoiro en los primeros minutos del partido. Dos triples de Newels (19 puntos) y Pérez (16 puntos) ofrecían las primeras ventajas del encuentro al Gipuzkoa (2-8, min.4) y obligaba a Moncho a pedir tiempo muerto.

La arenga surte su efecto y, bajo la soberbia dirección de Pepe Pozas (siete asistencias al descanso), los locales disfrutan de las primeras ventajas del encuentro, con Obst y Llovet ajusticiando el aro rival. Un arreón que, sin embargo, no pudo fructiferar: dos nuevos triples (cinco en el periodo, con 50% de acierto) de Jorge Gutiérrez y Alberto Corbacho ponen las tablas en el luminoso al final del primer cuarto (17-17).

En un calco del primero, el segundo periodo dio comienzo con una desconexión del Obradoiro a ambos lados de la cancha. Sin fluidez en ataque y una defensa endeble, Míquel Salvó tomó posesión del Multiusos con 14 puntos de todas las formas y colores posibles.

Un nuevo paso por ‘Las Oficinas de Moncho’ despertó el hambre local. Los gallegos implantaron una defensa en toda la pista y Singler (13 puntos) y Kostas subieron una marcha para volver a comandar en el marcador (36-34, min. 17). Burjanadze, con dos triples consecutivos, asumió el relevo anotador de Salvó y devolvió el control del encuentro a los vascos, eso sí, de forma apretada, al descanso (40-42).

Tras el paso por los vestuarios, el Obradoiro salió con una cara completamente distinta. Obst (15 puntos), con siete puntos consecutivos, y Dani Pérez (con un triple y un 2+1), protagonizan un intercambio de golpes en ambas canastas sin claro vencedor (49-49, min. 25).

Sábat y Kostas se unirían al alemán en su asedio al aro visitante y tan solo el propio Pérez sería capaz de devolver la moneda. Ni siquiera un tiempo muerto de Valdeolmillos (tras nueva canasta de Obst) y un chispazo final de Newels fue suficiente para detener el vendaval del Obradoiro, quien cerró el tercer cuarto con ventaja (70-62).

Obradoiro vs GBC 2
Foto: ACB Photo / X. Cortizo

El propio Newels sumaría la primera canasta del último periodo tras un despiste defensivo de los de Moncho Fernández, pero tan solo sería un mero espejismo. Espoleado por el cálido ambiente del Multiusos Fontes do Sar, los nervios empiezan a hacer mella en el Gipuzkoa y los balones dejan de entrar en la canasta. Así, dos canastas seguidas De Zeeuw aupan al Obradoiro por encima de la barrera psicológica de los diez puntos (75-64, min. 33).

Salvó y Sekulic intentan detener la sangría rival y protagonizan una pequeña reacción rápidamente sofocada por Singler con dos buenas acciones al poste y dos tiros libres (81-71, min. 36). Aún así, el Gipuzkoa tuvo tiempo de meter el miedo en el cuerpo con dos triples de Newels, pero una canasta de Brodzianksy a pase de Pozas y una canasta al contraataque del propio base, servirían para finiquitar el encuentro.

Así, el Monbus Obradoiro suma su tercera victoria de la temporada mientras que el Gipuzkoa se hunde en el pozo de la ACB con seis derrotas en siete jornadas.

FICHA TÉCNICA

88 – Monbus Obradoiro (17+23+30+18): Llovet (11), Obst (15), Singler (13) Pozas (4), Vasileiadis (11) -cinco inicial-, Sàbat (6), Brodziansky (9), de Zeeuw (12), Spires (0), Navarro (3), Hlinason (4).

82 – Delteco GBC (17+25+20+20): Nevels (19), Van Lacke (2), Pérez (16), Barro (3), Bobrov (0) -cinco inicial- Gutiérrez (7), Sekulic (7), Salvó (19), Burjanadze (6), Sanadze (0), Corbacho (3).