Foto: Karen Pazos
  • El Monbus Obradoiro llegó a disfrutar de una renta de 14 puntos pero naufragó en un tercer cuarto espectacular de Laprovittola.
  • Las excesivas pérdidas (17) lastraron al cuadro gallego.
  • El trío Laprovittola (20), Harangody (17) y McFadden (17) terminó imponiéndose a los 20 puntos de Brodziansky y los 16 de Singler.

El Monbus Obradoiro ha caído derrotado (77-84) este sábado ante el Joventut en un partido repleto de alternativas en el que cada conjunto dominó una mitad y que terminó decantándose del lado visitante gracias al acierto exterior.

Apostaba Moncho de inicio con un quinteto formado por Brodziansky, Llovet, Singler, Obst y Sàbat.

Poco movimiento en los primeros compases del encuentro, con posesiones largas y una apuesta por el lanzamiento exterior que no se materializaba. Entre el carrusel de imprecisiones emergió la figura de Kyle Singler, con siete puntos sin fallo, para dar las primeras ventajas al Obradoiro (9-7, min. 5).

Sin anotación exterior y con Laprovittola neutralizado (tres pérdidas y -2 de valoración en el primer cuarto), el Joventut apelaba a la energía de Todorovic y Harangody para contrarrestar los golpes del estadounidense.

Tras tres intentos errados, el Obradoiro empieza a acertar con el triple con tres aciertos, uno de Sàbat y dos de Obst, a los que responde un Harangody letal con seis puntos desde la misma distancia. Brodziansky toma el testigo y Obst pone la puntilla con otro triple al final del primer cuarto (26-16, min. 10).

Responden los de Carles Durán desde los 6’75 metros mediante y McFadden y López-Arostegui para avisar a los compostelanos de que no lo iban a tener nada fácil. Los locales se recomponen rápidamente y aplican un parcial de 10-2 que dispara las diferencias por encima de los diez puntos, mucho más efectivos en ataque, intensos en defensa y seguros en el rebote.

El Joventut se recupera y devuelve el golpe con un parcial de 10-0 gracias a unos buenos minutos de Morgan y López-Arostegui, pero cinco puntos en el último minuto permite al Obradoiro mandar al descanso (45-36).

Foto: Karen Pazos

Mal inicio de segunda mitad para el conjunto gallego, incapaz de anotar en los cuatro primeros minutos. Si lo hace un Joventut con una imagen completamente opuesta a la mostrada hasta el ecuador y un Laprovittola que empieza a aparecer tímidamente. El base argentino lidera un parcial de 13-0 que pone por delante a la Penya y que obliga a Moncho Fernández a pedir tiempo muerto para detener la sangría.

Cuando peor lo pasaban los locales, el Obradoiro encuentra un salvador en la pareja Brodziansky-Simmons, aunque Laprovittola, desatado y ahora sí en su mejor versión, permite que el Joventut tome posesión del marcador (60-68, min. 30).

No se rinden los de Moncho Fernández, espoleados por su público al inicio del último periodo. Con una marcha más en defensa y mayor contundencia en el rebote, un ‘2+1’ de Nacho Llovet comprime el luminoso. Ahora es la Penya quien tiene dificultad para encontrar el aro rival y solo McFadden evita que el partido vuelva a teñirse de blanco y azul (70-73 min. 36).

Entre varias decisiones arbitrales que desataron la ira de los aficionados del Multiusos, dos triples a un minuto para el final, uno de McFadden y otro de Harangody, terminarían por finiquitar el partido y certificar la victoria al Joventut.

Foto: Karen Pazos

FICHA TÉCNICA

77. Monbus Obradoiro (26+19+15+17): Sabat (3), Obst (12), Singler (16), Llovet (3), Brodziansky (20) -equipo inicial-, Simons (12), De Zeeuw (-), Navarro (2), Hlinason (4) y Pozas (5).

84. Divina Seguros Joventut (18+20+30+16): Laprovittola (20), Ventura (2), Boungou-colo (2), Harangody (17), Todorovic (9) -equipo inicial-, Dimitrijevic (2), Morgan (3), López-Arostegui (8), Delía (4), McFadden (17) y Nogués (-).

Árbitros: Pérez Pizarro, Perea y Zamorano. Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 23 de la Liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar de Santiago de Compostela ante 5.076 espectadores.