Foto: ACB Photo / T. Ruibal

  • Tras controlar todo el partido, el Obradoiro desperdició una ventaja de 16 puntos que casi le cuesta la victoria.
  • Duelo épico en la zona entre Llovet y Brodziansky, y Gurun y Brown.
  • Décima victoria de un Obradoiro que se acerca a puestos de Playoffs.

El Monbus Obradoiro se ha impuesto (75-73) al Cafés Candelas Breogán en el derbi gallego en un partido muy serio que tenía resuelto a cinco minutos para el final y que se le terminó complicando en exceso.

El Obradoiro dio comienzo al partido atacando -y controlando- la principal virtud del rival: el rebote. Con ambas zonas bajo control, los compostelanos basaron su juego en tiros abiertos, en contraposición a un Breogán más vertical que buscaba la zona.

Ambos equipos apretaban mucho en defensa, minimizando las oportunidades del otro bando en unos minutos de poco movimiento en el marcador. Son Llovet y Brodziansky los que rompen esta dinámica inicial y dan a los compostelanos las primeras ventajas (9-2, min. 5).

Alec Brown y Sergi Vidal intentan mantener a flote a los visitantes, atrapados en la telaraña defensiva de Moncho, con Elijah Millsap especialmente vigilado. Kostas Vasileiadis entra en escena y cinco puntos suyos disparan al Obradoiro (16-6, min. 7).

Natxo Lezkano mueve el banquillo para intentar encontrar remedio al atasco ofensivo con la entrada de Belemene y Redivo, siendo el argentino el único capaz de rascar puntos en aro rival. Precipitado y sin ideas, el Breogán se aferra a los problemas de faltas del rival en el segundo cuarto -cuatro en tres minutos- para mantenerse con vida (23-15, min. 14).

Entre varias decisiones arbitrales bastante controvertidas, unos buenos minutos de Millsap, Úriz y Sulejmanovic se traducen en un parcial de 0-9 que vuelve a meter en el partido a los lucenses.

Andreas Obst y Albert Sàbat detienen la sangría, pero un triple sobre la bocina de Alec Brown comprime el resultado al descanso (33-29).

En contraposición al inicio, la segunda mitad arranca con un mayor ritmo anotador, tomando Vasileiadis la batuta ocho puntos consecutivos. Llovet y Brodziansky, por un lado, y Brown y Gurun, por otro, protagonizan un duelo interior que acaba en tablas, con la batalla por el rebote ahora igualada.

Con sus torres interiores taladrando el aro rival una y otra vez, el Obradoiro vuelve a superar la barrera psicológica de los diez puntos con un triple de Obst (65-51, min. 32).

Y, de nuevo, los locales volvieron a mostrar su preocupante incapacidad para cerrar los partidos. Un arreón final liderado por Brown y Löfberg neutralizó las ventajas y metió el miedo en el cuerpo al Obradoiro. Empate a 73 y medio minuto por disputar. Entonces apareció Obst para, con una espectacular acción, dejar la victoria en Santiago de Compostela y sentenciar a un Breogán que murió en la orilla.

Este triunfo supone el décimo de la temporada para un Obradoiro que se acerca a puestos de Playoffs. Mientras, el Cafés Candelas Breogán se mantiene en la 14ª posición con siete victorias a la espera de lo que hagan sus rivales esta jornada.