Foto: Xaime Cortizo

El Monbus Obradoiro inauguró la Liga Endesa ante su afición, recibiendo al reforzado Barça de Pesic. Los obradoiristas pusieron en problemas a los catalanes y, a pesar de la igualdad del encuentro, el Barça se llevó la victoria (86-92).

Gran primera puesta en escena

Ya lo decía Moncho Fernández en la previa del encuentro: «Tendremos que hacer muy bien las cosas que hay que hacer bien siempre». Y el equipo salió muy concentrado desde el minuto 0 para ser capaces de controlar el partido y que su rival no se sintiese cómodo.

Energía, coraje, actitud, intensidad… Va en el ADN obradoirista y los jugadores lo pusieron en práctica desde el inicio del encuentro. Sabían de la dificultad del reto, pero no se amedrentaron los de Moncho Fernández y dieron la cara hasta los segundos finales, siendo aplaudidos por toda la grada a pesar de la derrota.

Igualdad en la primera mitad

Los dos primeros cuartos del encuentro se basaron en la igualdad. El Obra se encomendó a Kravic en la pintura y a Magee y Czerapowicz desde el triple. En la otra parte de la cancha, todos los balones iban a Mirotic y Higgins, mientras que intentaban frenar a los obradoiristas en el 2 para 1 y tapando muy bien las líneas de pase. El primer cuarto finalizó con empate a 18.

Con la salida de Kuric en el segundo tiempo, el Barça intentó generar más en ataque, pero los obradoiristas se encomendaron a una intensa y constante defensa que no dejaba atacar a su rival cómodamente. Se llegó al descanso con 43-46 en el electrónico.

El Barça alza el vuelo

Y tras el paso por los vestuarios llegó el arreón de los catalanes. Los de Pesic aprovecharon el atasco de los compostelanos en ataque y lograron generar errores. Higgins y Tomic anotaron un parcial de 2-8, haciendo que llegase la máxima ventaja en el marcador para su equipo (45-56, min. 24).

Moncho Fernández pidió tiempo muerto para buscar la reacción de su equipo y lo consiguió.

Los obradoiristas tiran de carácter para volver

Pelear hasta el final y no rendirse va en el ADN de cada uno de los jugadores obradoiristas y así se lo hicieron ver a los aficionados. La reacción de los compostelanos llegó con un robo de balón que finalizó en entrada a canasta de Pepe Pozas, que hizo creer a la grada. A pesar de no tener controlado el rebote ofensivo y defensivo, luchó el Monbus Obradoiro desde la defensa para recortar distancias y finalizó el tercer cuarto siete abajo (60-67).

En poco más de dos minutos, los obradoiristas igualaron el marcador gracias a tres triples consecutivos de Muñoz, Calloway y Vasileiadis (71-71). Lo siguió peleando a destajo el Monbus Obradoiro hasta los segundos finales, pero Mirotic aún tenía más que decir y se echó a la espalda a su equipo para hacerse con la victoria y terminar como jugador de la jornada (86-92).

Sin apenas tiempo para reflexiones, el Monbus Obradoiro pone rumbo hoy sábado a Zaragoza. En poco más de 24 horas, nuevo encuentro de la Liga Endesa en la pista del Casadelmont Zaragoza, el domingo a las 17:00 horas (Movistar Deportes 1).

El próximo sábado 5 de octubre, a las 18:00 horas, los de Moncho Fernández recibirán en Sar al recién ascendido Bilbao Basket. Aquellos que hayan comprado una entrada para el partido del Barça, o el pack especial para el Barça y Real Madrid, y no se quieran perder el ambiente de la Caldeira el resto de la temporada, pueden sumarse a la Campaña #ADNobra y se les descontará el importe de la misma a la hora de formalizar su carné.

FICHA TÉCNICA

Monbus Obradoiro 86: Calloway (3), Magee (14), Czerapowicz (11), Brodziansky (6) y Kravic (17) -quinteto inicial-, De Zeeuw, Spires, Navarro, Daum (8), Muñoz (13), Pozas (2) y Vasileiadis (12).

Barça 92: Delaney (8), Higgins (16), Claver (5), Mirotic (27) y Tomic (14) -quinteto inicial-, Davies (11), Hanga (2), Oriola (3), Abrines, Kuric (6) y Bolmaro.

Parciales: 18-18, 25-28, 17-21, 26-25.

Árbitros: Pérez Pizarro, Castillo y González Gálvez.

Nota de prensa del Monbus Obradoiro