El Monbus Obradoiro perdió en el WiZink Center de Madrid ante un Movistar Estudiantes inspirado desde la línea de 6,75 (95-67).

Ficha Técnica
Movistar Estudiantes 95: Cvetkovic (9), Hakanson (10), Brizuela (14), Vicedo (7), Cook (5), Peña (-), Suton (9), Landesberg (11), Sola (1), Savané (5), Brown (14), Arteaga (10).

Monbus Obradoiro 67: Sàbat (0), Simons (5), Llovet (6), Radovic (10), Pustovyi (2), Spires (10), Navarro (2), Thomas (13), Bendzius (11), Corbacho (4), Pozas (0), Laksa (4).

Parciales: 25-19, 21-17, 28-14 y 21-17.

Árbitros: Pérez Pérez, Fernández y Munar.

Incidencias: Partido correspondiente a la décimo tercera jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes de la Ciudad de Madrid.

 

Los de Moncho Fernández comenzaron el partido concentrados y fue Radovic quien anotó seis de los primeros ocho puntos del equipo en los primeros minutos, y los gallegos llegaron así al ecuador del primer cuarto 7-15. Pero reaccionaron los de Salva Maldonado con un parcial de 12-1 de la mano de Brizuela, que anotó nueve puntos en estos minutos. El cuarto terminó con ventaja para el Estu, con un 25-19 reflejado en el marcador.

El conjunto gallego no encontraba el acierto y tampoco se sentía cómodo en defensa, aspecto aprovechado por su rival, que contaba con altos porcentajes de acierto exterior. Hakanson aumentaba la distancia hasta 11 puntos tras un parcial de 5-0 de su equipo. Pero a pesar de la actuación de Brown, Landesberg y Hakanson, el Monbus Obradoiro no bajó los brazos y siguió peleando para recortar distancias, con Thomas y Spires tirando de su equipo para llegar al descanso 46-36.

El paso por los vestuarios sirvió a la plantilla del Monbus Obradoiro para reflexionar sobre las ideas trabajadas y salir a luchar con toda su energía y redujo la diferencia a ocho puntos. No tardó en replicar el Movistar Estudiantes, con un parcial demoledor de 13-0 a su favor, con Suton liderando a su equipo, y elevó la distancia a 21 cuando sonaba la bocina para finalizar el cuarto (74-53).

En los últimos diez minutos, el conjunto gallego continuó trabajando para intentar buscar opciones que hiciesen daño a su rival y recortar distancias en el marcador, pero la diferencia era ya amplia. El bajo nivel en defensa y rebote impidió que el Monbus Obradoiro compitiese el partido y el encuentro finalizó con un 95-67 reflejado en el electrónico.

El equipo vuelve a Santiago de Compostela para seguir trabajando duramente de cara al partido de la próxima jornada, donde recibirán en Sar, en el Partido Solidario Gadis, al MoraBanc Andorra (sábado 30, a las 19:00 horas).

 

Comentarios

Maxithlon