Foto: ©Coeco.creative
Desde el Club Balonmán Atlético Guardés:
1. Mostramos nuestra total empatía con la complicada situación que estamos atravesando como sociedad y que nos obliga a seguir adaptándonos a marchas forzadas a esa «nueva normalidad».
2. En este escenario entendemos que la actividad física y la práctica deportiva, ya sea federada o no, es una herramienta fundamental para garantizar la salud de todos y que debe realizarse extremando todas las precauciones que desde las autoridades sanitarias y organismos federativos nos trasladan.
3. Iniciamos la pretemporada el 23 de julio con un trabajo de muchas semanas por parte de la dirección técnica de la entidad. Una preparación encaminada a garantizar unas condiciones óptimas para participar en la XLI Copa de SM la Reina que se organiza en Alhaurín de la Torre del 3 al 6 de septiembre. De igual modo, para poder afrontar la Liga Guerreras Iberdrola 2020-2021.
4. Dentro de ese compromiso de responsabilidad, la plantilla fue sometida a las pertinentes pruebas de detección de Covid-19, siendo todos los resultados negativo.
5. Lamentamos que la falta de entendimiento entre Federación Galega de Balonmán, Secretaría Xeral para o Deporte, Real Federación Española de Balonmano y Consejo Superior de Deportes nos haya impedido jugar en el día de hoy el primer amistoso que teníamos programado contra el Conservas ORBE Rubensa Bm. Porriño (20 h, A Sangriña).
6. Manifestamos nuestra profunda preocupación sobre la actual situación que incluso nos está llevando a buscar soluciones para jugar fuera de Galicia y que es un agravio comparativo con el resto de equipos participantes en nuestra competición.
7. En el caso de que las soluciones no lleguen pronto y no se pueda garantizar una preparación en igualdad de condiciones para todos, el club se verá en la obligación de valorar su participación o no en la Copa de SM la Reina y Liga Guerreras Iberdrola 20-21.