El equipo de Ancelotti estará en la final tras su impresionante victoria por cero goles a cuatro con dos goles de Sergio Ramos y otros dos de Ronaldo para un total de 0-5 en la eliminatoria.

 

Esta plantilla se merecía jugar una final de la Champions League. Y ese momento ha llegado, a lo grande además: eliminando y goleando al actual campeón de la competición en su casa. La insistencia de disputar cuatro semifinales consecutivas termina con el premio de poner rumbo a Lisboa para jugar el próximo 24 de mayo el partido definitivo por conquistar la Décima.

La historia del último partido con el que se obtuvo la merecida recompensa se forjó en 20 minutos y comenzó con las palabras de Ancelotti en sala de prensa: “Nuestro objetivo es marcar”. Dicho y hecho. Se necesitaron 16 minutos para abrir el marcador. Modric sacó el córner y Ramos se elevó más que nadie para batir a Neuer. El Bayern tenía ahora que anotar tres, pero de nuevo el balón parado volvió a dar resultado a los blancos y cuatro minutos más tarde llegó la sentencia. Di María sacó una falta, Pepe peinó y Ramos, en el segundo palo, firmó el doblete.

EL REAL MADRID GOLPEÓ POR PARTIDA DOBLE, NOQUEÓ AL BAYERN Y ENMUDECIÓ EL ALLIANZ ARENA.

Los blancos pudieron marcar el tercero en un contragolpe que finalizó Cristiano Ronaldo en el 27’ y en el que Neuer estuvo muy acertado. No perdonó el portugués seis minutos más tarde. Carvajal inició la contra, Bale asistió y el luso hacía historia al convertirse en el único jugador que alcanzaba 15 goles en una edición de la Copa de Europa.

Los blancos cerraban así una brillantísima primera mitad que solamente se empañó con la injusta amarilla que vio Xabi Alonso en el 38’ y que le impedirá disputar la final. Una pena.

Ejercicio de solidez y madurez
La segunda parte sólo se entiende desde la solidez que han mostrado los blancos en toda la eliminatoria, en la que no han encajado ningún gol. Inconmensurables Pepe y Ramos, que fue ovacionado por los aficionados blancos que se desplazaron a Múnich al ser sustituido por Varane en el 75’, excepcional Casillas y espectacular trabajo de todo el equipo.

Más valor da a lo que han hecho los blancos el dato de que sólo un equipo, y cuando el Bayern ya había ganado la Bundesliga, había salido imbatido del Allianz Arena durante la temporada oficial. Hubo tiempo para un tanto más. Lo selló CristianoRonaldo de falta en el 89’. Inteligente, el delantero vio que la barrera iba a saltar y rubricó la goleada sorprendiendo a Neuer con un remate raso.

El Real Madrid cerró la eliminatoria por la puerta grande con un global de 5-0 y se convirtió en el primer finalista de la Copa de Europa. Su rival será el vencedor de la eliminatoria que se decidirá este miércoles entre el Atlético y el Chelsea. ¡A por la Décima en Lisboa!.

 

fuente y foto: realmadrid.com