Foto: LaLiga

Ficha técnica
2 – CD Lugo: Cantero; Campabadal, Venancio, Djaló (Pita, m.76), Canella; Cristian Herrera (‘Puma’ Rodríguez, m.76), Juanpe Jiménez, Seoane, Hugo Rama (El Hacen, m.68); Manu Barreiro (Carrillo, m.69) y Chris Ramos (Iriome, m.89).

0 – CD Tenerife: Dani Hernández; Shaq Moore (Kakabadze, m.81), Sipcic, Wilson, Álex Muñoz; Vada (Javi Alonso, m.59), Aitor Sanz (Ramón Folch, m.73), Zarfino, Pomares (Jorge Padilla, m.59); Fran Sol y Apeh (Joselu, m.73).

Goles: 1-0, M.12: Cristian Herrera. 2-0, M.54: Hugo Rama.

Árbitro: Sagués Oscoz, del comité vasco. Mostró amarilla a Sipcic (m.15), Aitor Sanz (m.16) y Fran Sol (m.75) del Tenerife; y a Manu Barreiro (m.16) y El Hacen (m.93), del Lugo.

Incidencias: Partido de la vigésimo segunda jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Anxo Carro a puerta cerrada.

RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN

Lugo, 23 ene (EFE).- Los lucenses igualaron con este triunfo su récord de partidos consecutivos sin perder en su feudo -ocho- en una misma temporada.

El fortín del Anxo Carro, donde el Lugo no ha caído con Mehdi Nafti, recibió a un Tenerife en inercia positiva, pero mermado, sin extremos específicos disponibles en la primera plantilla, entre ellos, Shashoua. El técnico del conjunto insular apostó por adelantar a Pomares en la izquierda y escorar a la derecha a Valentín Vada.

En el césped, se impuso el fútbol directo e intenso, con pocas llegadas. En ese partido, el Lugo se movió mejor y aprovechó la primera opción que generó para ponerlo a su favor.

A los doce minutos, los lucenses tejieron por la banda izquierda una pared entre Juanpe y Roberto Canella, el lateral asistió desde la línea de fondo y Cristian Herrera, libre en el área, golpeó cruzado con la zurda. El balón pasó por debajo de las piernas de Sipcic y superó a Dani Hernández.

Los locales lo defendieron como un tesoro. No dudaron en hacer falta para cortar los avances de los tinerfeños, bloqueados. Ander Cantero no intervino hasta el inicio de la segunda mitad, cuando le probó Álex Muñoz con un disparo desde la frontal.

El partido avanzó trabado, con muchas interrupciones y poco fútbol. Eso beneficiaba al Lugo, que además amplió la renta a los 54 minutos con una falta escorada, en tres cuartos de ataque, que ejecutó Hugo Rama y se coló en la portería de Dani Hernández sin que nadie la tocara. El VAR lo revisó por la influencia de Manu Barreiro en la jugada y confirmó el gol.

Ramis insufló energía con la entrada de Javi Alonso y Jorge Padilla. El Tenerife se movió a la desesperada, con dificultades para encontrar agujeros.

Al cuadro insular le quedó el recurso del disparo a distancia. Primero lo intentó Aitor Sanz, a las manos de Cantero, y después, Jorge Padilla, que mandó el esférico al lateral de la red. No logró meterse en el encuentro, controlado en todo momento por los locales.