Madrid, 4 jun (EFE).- El Futsi Atlético Navalcarnero, líder destacado de la Primera división femenina de fútbol sala en el momento del parón por la pandemia del coronavirus y defensor del título, ha renunciado a participar en el ‘play off’ por el título.
«Con un sentimiento de profunda tristeza, tenemos que comunicar que nuestro club ha renunciado a la ‘reinscripción’ para la participación de nuestro primer equipo en el denominado ‘play-off exprés’ para la disputa del título de campeón de Liga de la temporada 2019-2020» «por no poder cumplir con varios de los requisitos» marcados por la Federación Española de Fútbol (RFEF), indica en un comunicado emitido este jueves, día límite para hacer dicha inscripción.
«En primer lugar, la fecha señalada para la disputa de los partidos, en relación con las distintas fases de la desescalada del Estado de Alarma, no nos permite la preparación previa necesaria, de acuerdo con las ‘Recomendaciones para evitar los riesgos sobre la salud en la vuelta a la competición del fútbol’ (Grupo de trabajo sobre el Covid-19), documento que la propia RFEF ha divulgado, con lo que incurriríamos en un grave riesgo de lesiones», explica.
«Se da, además, la circunstancia de que dos de los cuatro equipos participantes están en una Fase más avanzada que la de la Comunidad de Madrid, con lo que partirían con una importante ventaja en la preparación de esta competición», apunta el club madrileño, que añade que su «condición de club no profesional, la situación de las instalaciones» en las que desarrolla su actividad, de propiedad municipal y actualmente en obras, «las condiciones personales y profesionales» de las jugadoras y componentes del cuerpo técnico les hace «imposible poder cumplir con los protocolos exigidos por las autoridades sanitarias», con lo que pondrían «en riesgo la salud de los miembros de nuestro propio equipo, rivales, árbitros y familiares».
Así mismo, justifica que el hecho de que se fijasen los partidos para julio, rebasando el 30 de julio, «compromete la situación contractual de técnicos y jugadoras, así como la cobertura del seguro de lesiones de estos». «Por lo tanto, el conjunto de circunstancias sobrevenidas y de decisiones federativas nos han llevado a un callejón sin salida en el que tenemos que elegir, de forma injusta e inédita, entre nuestra responsabilidad sobre la seguridad de nuestro equipo y sus familiares y los méritos deportivos obtenidos en veintitrés jornadas de competición, disputados con grandes sacrificios durante más de seis meses de temporada, por lo que tenemos que renunciar a las ilusiones depositadas en la competición, con el fin de garantizar que no asumimos riesgos para la salud de los nuestros», asevera el Atlético Navalcarnero, que lideraba la tabla con siete puntos de ventaja sobre el Pescados Rubén Burela.
Además, afirma que la modificación del sistema de competición y la creación de dicho ‘play off’ por el título, a su juicio, «atenta contra los principios básicos de integridad y deportividad». «Por un lado, la decisión depende ahora decisivamente de factores extradeportivos, como la posibilidad o no de cumplir con normas obligatorias emanadas de las Autoridades Sanitarias o de la mayor o menor sentido de la responsabilidad de los dirigentes de los clubes para dar prioridad a las medidas de seguridad. Por otro lado, en una competición, la de la Liga, en la que debe de prevalecer el mérito de regularidad, se cambia el sistema de Play Off, que ya era débil en este sentido en la norma original y se suprime en su totalidad conceptos tan importantes como el factor campo, para dejarlo todo al albur de un solo partido, en campo neutral, celebrado después de un paréntesis de cuatro meses en la competición», manifiesta.
«Finalmente, las condiciones ya indicadas de las diferentes fases de la desescalada del Estado de Alarma en el territorio nacional ofrecen una ventaja decisiva a unos equipos frente a otros, lo que adultera la competición. Por todo ello, nuestro club está estudiando interponer las reclamaciones legales oportunas», anuncia. «Nadie tiene más ilusión que la que podemos tener nosotros por esta competición, en la que estábamos completando una trayectoria histórica y el que conoce de nuestra naturaleza competitiva, puede comprender el sentimiento de impotencia y amargura con la que decidimos esta dura decisión. Sin embargo, la envergadura de la tragedia que está viviendo la humanidad con la Pandemia del Covid-19, hace insignificantes nuestras ambiciones personales y nos obliga a actuar con la máxima responsabilidad, debiendo dejar todo lo demás a un lado.
Deseamos: «mucha suerte y salud para todos», concluye el comunicado del Atlético Navalcarnero.