[alert type=»success»]

Ficha técnica:

H.C. Liceo: Xavi Malián, Josep Lamas, Marc Coy, Toni Pérez y Henrique Magalhães . También jugaron Joan Grasas, César Carballeira, Dava Torres y Carlo Di Benedetto.

CE Noia Freixenet: Xus Fernández, Aleix Esteller, Eloi Albesa, Nil Roca y Sergi Aragonés. También jugaron Jordi del Amor, Ferrán Rosa, Humberto da Silva y Arnaus Xaus.

Goles:

 

1-1, min. 15, Marc Coy (p.)

2-3, min. 36, Toni Pérez

3-3, min. 37, Toni Pérez (f.d.)

4-3, min. 40, Marc Coy

0-1, min. 9, Humberto da Silva

1-2, min. 17, Jordi del Amor

1-3, min. 36, Aleix Esteller

Árbitros: Rubén Fernández y Sergi Mayor. Amonestaron con tarjeta azul a Henrique Magalhães por el Liceo y a Ferrán Rosa y Aleix Esteller (este último por partida doble) por el Noia.

Incidencias:  Palacio de los Deportes. Asistencia: 600 espectadores

[/alert]

 

El Liceo consiguió por segunda jornada consecutiva remontar un marcador adverso para conseguir hacerse con el botín de los tres puntos en juego. El Noia, rival del equipo coruñés, llegó a tener una ventaja de dos tantos en el electrónico con tan sólo 14 minutos de encuentro por disputarse, sin embargo, los de Carlos Gil consiguieron, con varios goles consecutivos, darle la vuelta al partido y de esta forma afianzarse en la segunda posición y meter presión al Barcelona.

El Liceo llegaba al encuentro con poco tiempo de descanso tras haber jugado el pasado sábado su anterior jornada de la OK Liga, todo lo contrario que su rival, un Noia cuyo anterior partido había sido aplazado, por lo que llegaban a esta cita en plenitud física. Y esto fue un factor que se notó. Los de San Sadurní d’Anoia practicaron un hockey muy físico, intenso y rápido en sus salidas que le permitió llegar al descanso con un marcador favorable de 1-2.

El marcador lo estrenaría el angoleño Humberto da Silva en el minuto 9 de partido al aprovechar un contraataque de los visitantes que cogía a los jugadores liceístas en inferioridad. El dominio era liceísta, sin embargo, no conseguían situaciones claras para poder igualar la contienda ante un rival muy bien plantado. Lo conseguiría finalmente Marc Coy, con su primer tanto del choque después de materializar un penalti en el minuto 15. Cuando mejor se ponían las cosas para los verdiblancos llegaba el segundo para el Noia gracias a un disparo lejano de su capitán, Jordi del Amor, que Xavi Malián no conseguía detener completamente.

En la reanudación tras el intermedio el Liceo comenzaba a llegar con más peligro a las inmediaciones de la portería visitante. Ambos conjuntos tendrían la ocasión de volver a variar el marcador, pero Josep Lamas para los locales y Eloi Albesa para los visitantes, fallarían sendas faltas directas.

Con algo menos de quince minutos para el término del encuentro el Noia aumentaba las diferencias con un gol de Aleix Esteller. Pero en vez de servir este para calmar el partido en favor de los visitantes, pareció avivar al Liceo y en especial a un nuevamente inspirado Toni Pérez que a los diez segundos volvía a situar en un gol la desventaja al rematar una jugada revuelta en el área visitante y al minuto siguiente convertía una nueva falta directa para igualar el marcador y enchufar a la afición liceísta en busca de un nuevo tanto que confirmara la remontada.

Y ese tanto no tardaría llegar, el Liceo se fue decididamente al ataque y su rival, tocado por el golpe moral de ver como su ventaja de dos goles había sido neutralizada en tan solo un minuto se echaba atrás a defenderse. Toni Pérez volvería a disponer de una falta directa pero esta vez no conseguiría batir a Jesús Fernández, sin embargo, el Liceo aprovechó su superioridad numérica momentánea para darle la vuelta definitivamente al marcador por medio de su máximo goleador, Marc Coy, que anotaba con este su 14º tanto en el campeonato, destacándose todavía más en la tabla de máximos goleadores de la OK Liga.

El partido, sin embargo, aún tenía guardado un nuevo capítulo de infarto, y es que cuando tan sólo restaban 30 segundos para el final, el propio Marc Coy se equivocaba y cometía en media pista una falta innecesaria que suponía la 15ª del Liceo y, por tanto, la oportunidad para los visitantes de lanzar una nueva falta directa. Xavi Malián volvía a erigirse como hombre clave adivinaba nuevamente las intenciones de Aleix Esteller poniendo el punto y final a un encuentro vibrante y disputado en el que finalmente los coruñeses se llevaron los tres puntos gracias a su entrega y a no dar nunca el partido por perdido.

El Liceo tampoco tendrá esta vez tiempo para celebraciones ni para relajarse, ya que este mismo sábado a las 19 horas, el Palacio de los Deportes volverá a abrir sus puertas para acoger el encuentro que supondrá el debut de los verdiblancos esta temporada en la Liga Europea. Los de Carlos Gil querrán empezar su andadura en competición continental con buen pie y para ello deberán de superar al Breganze italiano en el que destaca la presencia del ex liceísta Oriol Vives.