Foto: Carlos Domarco
Ficha técnica

Ibereólica Renovables Ourense (73): Henríquez (6), Navarro (15), Joseph (4), Uriz (11), Van Wijk (0) – cinco inicial –Spight (2), Dimitrijevic (6), Menzies (0), Yates (10), Mazaira (14).

Bàsquet Girona (71): Busquets (5), Moncanut (2), Jonsson (12), Cosialls (9), Rozitis (6) – cinco inicial – Sabat (18), Logan (11), Faye (2), Schaftenaar (6).

Parciales: 14-10, 27-22, 10-14, 22-25.

Árbitros: Lema, Sacristán, González.

Incidencias: Partido disputado en el Pazo dos Deportes Paco Paz ante 300 espectadores. Ningún jugador eliminado por faltas.

El mejor: Mikel Uriz (16v).

Alejandro Tinoco – Ourense.- El Ibereólica Renovables Ourense volvía al Pazo para recibir al líder de la liga en un partido en el que, de perder, complicaría mucho el final de temporada para el conjunto de Gonzalo García de Vitoria.

La defensa del COB domina en la primera parte

Ganó el salto inicial Girona, pero la primera canasta fue del Ibereólica Renovables Ourense. En los catalanes anotaban Moncanut y Cosialls para ponerse por delante (4- 5) en los primeros instantes de juego. Fue entonces cuando empezó a achuchar en defensa Ourense. La defensa a toda pista complicaba las cosas a los de Carles Marco que no encontraban el camino al aro y, gracias a esa presión defensiva, el COB lograba la primera pequeña ventaja del partido (12-5). El ataque seguía sin destacar en ninguno de los dos equipos y el marcador al final del primer cuarto así lo reflejaba (14- 10).

En el segundo cuarto sí que se anotó…y mucho. Nada más salir, dos triples: uno de Joan Tomàs y otro de Alex Mazaira que ponían el 22-14 favorable a los nuestros. La diferencia siguió subiendo gracias a un Mazaira imperial y llegó a ser de catorce puntos (33-19). Girona es el líder y no permitió que la ventaja creciese, que el COB se escapase y remó para, al final de los primeros veinte minutos, llegar solamente nueve puntos abajo (41-32).

Foto: Carlos Domarco

Girona iguala el marcador y el COB se lleva el partido en un final de infarto

Girona salió mordiendo en la segunda parte para que, en escasos dos minutos, la diferencia que el Ibereólica Renovables Ourense había conseguido en la primera parte, se esfumase (42-40). Llegaba la igualdad al partido y los nervios a la grada. Ourense necesitaba la victoria pero los de Carles Marco no lo pondrían fácil y, a falta de los diez minutos finales, quedaba todo por decidirse (51-46).

¡Qué cuarto el último! Bàsquet Girona se puso a uno nada más comenzar con Rozitis y Jonsson tirando de los suyos (51-50). El COB respondió con canastas de Joan Tomàs y Djordje Dimitrijevic que, otra vez, eran contestadas por los catalanes que, tras muchos minutos, devolvían las tablas al luminoso y hacían que los nuestros viesen viejos fantasmas (56-56). Hasta el final se mantuvo esta igualdad y, en un grupo de descenso, con los nervios a flor de piel en ambos conjuntos.

Ninguno de los equipos era capaz de romper el partido, ni siquiera de abrir una pequeña brecha, y los minutos volaban (64- 64). Los bases asumían los galones: Uriz sostenía a los ourensanos y Sabat hacía lo propio con los suyos. El base navarro de Ourense asumió un triple que nos ponía por delante (69-68), Busquets contestaba con la misma moneda (69-71), Joan sumaba otro triple (72-71) y finalmente Mikel Uriz anotaba desde la línea de personal el último punto del partido. Tuvo la última posesión Bàsquet Girona pero el balón no quiso entrar. El resultado final 73-71.