Foto: ©Coeco.creative

Vigo, 3 abr (EFE).- El Mecalia Atlético Guardés negó este viernes, a través de un comunicado de prensa, que los clubes de la Liga Guerreras Iberdrola “acordaran, aceptaran y aprobaran” la ejecución de ascensos y/o descensos en caso de que la competición no se pueda reanudar antes del próximo 30 de junio.

El club gallego señala que fue una propuesta “de manera unilateral” de la junta directiva de la Federación Española (RFEBM), la cual no comparte a pesar de no ser “uno de los posibles afectados” en la pelea por mantenerse en la máxima categoría del balonmano femenino español.

En la reunión que los equipos de la Liga Guerreras mantuvieron con el presidente de la RFEBM, Francisco Blázquez, el Atlético Guardés también mostró su rechazo a la propuesta federativa de alargar la competición más allá del 31 de mayo.

“Dado el contexto actual de la pandemia COVID-19, el Atlético Guardés insiste en el riesgo que para todos supone a día de hoy reanudar la competición el 18 de abril o disputar la fase final de la Copa del Reina entre el 24 y el 26 de abril”, denuncia la entidad gallega.

En este sentido, lamenta la “falta de sensibilidad” con las preocupaciones de las jugadores, a las que considera las “principales” protagonistas del balonmano, por eso respalda la propuesta que la Asociación de Jugadoras de Balonmano (AMBM) hicieron llegar a la Federación Española.