• Tras encajar la primera derrota de la temporada, las de Prades reciben este jueves en A Sangriña al Bm. Base Villaverde para disputar a partir de las 12:30 horas el partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga Guerreras Iberdrola.

• El técnico ve en el partido de este jueves una buena oportunidad “para recobrar sensaciones”

 

El Mecalia Atl. Guardés está teniendo un inicio de curso muy complicado. A la elevada carga de trabajo para afrontar en apenas un mes tres competiciones -Supercopa de España, torneo de clasificación de la Liga de Campeones y el arranque de la Liga Guerreras Iberdrola- se sumaron las lesiones de las centrales Estela Doiro y Anthía Espiñeira a la recuperación de la brasileña Gabriela Romero y la “presión” implícita del que defiende el título de “campeón de Liga 16/17”.

Las de Prades ganan -suman tres victorias en cuatro partidos ligueros- pero no lo hacen con la solvencia y carácter que se presupone a un conjunto que tiene como objetivo revalidar el título de campeón esta temporada. “Falta intensidad”. Éste fue el reclamo que el técnico realizó a sus jugadoras durante los tiempos muertos que se vio obligado a pedir en el Gasca para intentar frenar al Bera Bera. Y es que además de jugar contra los rivales, el Guardés también pelea contra sí mismo: “No es que falte trabajo, pero no hemos hecho el clic necesario para quitarnos algo de presión” o “No estamos disfrutando de lo que hemos conseguido y hasta se nos ha vuelto un poco en contra” son varias de las reflexiones que José I. Prades compartió esta semana en un periódico local.

El entrenador del Mecalia no duda del compromiso de la plantilla, “con la misma ambición del año pasado”, pero además del trabajo físico y técnico-táctico, la preparación psicológica también está resultando fundamental. Es por ello que el enfrentamiento de mañana contra el Base Villaverde (12:30 horas, A Sangriña) cobra relevancia más allá de los puntos en juego: “El partido es importante por los dos puntos en juego, por ser en una semana tan densa de trabajo y por ser una buena oportunidad para recobrar sensaciones”, espera Prades.

La plantilla tuvo el fin de semana de descanso y desconexión para digerir la primera derrota en liga, que llegó ante el Super Amara Bera Bera (29-24) el pasado viernes. El lunes tocó volver al trabajo para preparar “con mimo” el choque de este jueves ante el colista de la competición. “Cualquier rival puede generarte problemas”, alerta el técnico, que busca mantener la intensidad y concentración del grupo en una semana en la que también afrontarán los dos partidos de la eliminatoria de EHF Cup ante el Astrakhanochka ruso.

El conjunto entrenado por Jorge Ruiz-Hidalgo viajará esta noche para llegar a primera hora de mañana a A Guarda. Las madrileñas, que aún no han logrado puntuar (derrotas ante Zuazo, Castellón, Rocasa y Málaga), afrontan su segunda temporada en la máxima categoría del balonmano femenino español, una competición en la que lograron mantenerse y que esperan conservar el próximo mes de mayo.

Este jueves en A Sangriña, Guardés y Base Villaverde se verán las caras por tercera vez en División de Honor en un choque correspondiente a la quinta jornada de liga. Por el momento, las gallegas dominan el histórico de enfrentamientos con dos victorias (37-26 y 24-37) y se encuentran en la parte alta de la clasificación (sextas con seis puntos), mientras que el Villaverde cierra la tabla con el Santa Eularia. El Rocasa continúa mostrándose superior y conserva en solitario el liderato de la competición, por detrás -empatados a puntos-, seis perseguidores: Bera Bera, Granollers, Aula, Zuazo, Guardés y Mavi, por la diferencia de goles.

La plantilla al completo -con las ausencias prolongadas de Estela Doiro y Gabriela Romero, quien ya ha recibido el alta médica- estará mañana a disposición de Prades para intentar sumar la cuarta victoria de la temporada. Delante tendrán a un Base Villaverde que plantea un “balonmano muy atrevido”. A Sangriña llegará un grupo “muy compacto e identificado con una línea de juego que llevan practicando mucho tiempo”. Las hermanas Montilla, la portera Nicole Wiggins, Elena Bartolomé o Silvia Ausás son algunos de los nombres que destacan en la escuadra madrileña.

Ficha: partido correspondiente a la quinta jornada de Liga Guerreras Iberdrola que se disputará en A Sangriña a las 12:30 h. Árbitros: Alberto Rodríguez (Galicia) y Alberto Ballano (Cataluña). Antes del comienzo del partido se le hará entrega a Anthía Espiñeira del trofeo #GuerreraIberdrola de la J.4.

Comentarios