• Las de Prades desperdiciaron una renta que se elevó hasta los 7 goles (Min. 20, 13-6)
  • Con este resultado, el equipo gallego finaliza el año tercero con 13 puntos

Un punto se escapó este sábado de A Sangriña. Esa es la lectura del empate del Mecalia Atlético Guardés con el BMC Liberbank Gijón (23-23, 15-10 al descanso) en la novena jornada de la Liga Guerreras Iberdrola. A pesar de que las locales parecían tener encarrilada la victoria ya en el descanso, un parcial de salida de 2-6 de las de Lafuente abrió de nuevo el abanico de posibilidades y el Guardés, más lastrado por las lesiones, tuvo que sufrir para poder retener un punto.

El partido comenzó con una muy buena actuación local. Patrícia Lima, Rosario Urban, Carmen Campos o África Sempere definían en el uno para uno y también movían bien el balón para desestabilizar a una rocosa defensa asturiana. El Gijón, en cambio, era incapaz de superar la defensa guardesa, que se empleaba a fondo, y tenía que alimentarse desde los 7 metros. Lafuente tuvo que pedir su primer tiempo muerto en el 7:23 (5-2) y vio incluso cómo las suyas se alejaban del Guardés hasta en siete goles de diferencia (Min. 19:15, 13-6). Paulina Buforn dejaba el resultado al descanso en el 15-10 y parecía que los dos puntos en el bolsillo de las locales.

Pero el paso por vestuarios causó efectos opuestos en ambos conjuntos. El Gijón salió como un vendaval y empezó a asfixiar al Mecalia. Caño, Aida Palicio, Montilla, Téllez y Gavilán aunaron esfuerzos y el marcador pasó a lucir un ajustado 18-18 (Min. 38). A partir de ahí, alternancias en el dominio del juego con rentas mínimas y siempre favorables al Guardés, ya que el Gijón fue incapaz de ponerse por delante en el marcador (20-19, 22-20, 23-21). La gestión de las últimas acciones no fue la más acertada para el Guardés, siempre condicionado por la falta de rotaciones -Sarah Valero, Sara Bravo y Laura Morais, lesionadas- buscando abrir huecos con el doble pivote y el Gijón, a través de la gallega Cecilia Cacheda, tuvo minutos para igualar el marcador (23-23). Aún así, tuvo el último balón el Mecalia. En manos de Carla Gómez, que se revolvía en la línea de 6 metros, el balón se quedó a menos de un segundo de rebasar la línea de gol dentro del tiempo reglamentario.

Con este resultado y la victoria del Super Amara Bera Bera sobre el Rocasa Gran Canaria (21-32), el Mecalia Atlético Guardés despide el año 2019 tercero con 13 puntos y a cuatro del liderato. El Gijón se coloca segundo también con 13 puntos y el Elche cierra el triple empate como cuarto. La Liga Guerreras Iberdrola volverá ya el 11 de enero con el derbi en Porriño contra el Conservas Orbe (16.15 h, TVG2).

FICHA Mecalia Atl. Guardés 23-23 BMC Liberbank Gijón

Mecalia Atl. Guardés (15+8): Meriem Ezbida, África Sempere (5), Sandra Marqués, Martina Mazza, Carmen Campos (3), Lorena Pérez (2), Estefanía Descalzo (1), Paulina Pérez (4), Patrícia Lima (4), Cristina Barbosa, Rosario Urban (3), Carla Gómez (1) y Marisol Carratú.

BMC Liberbank Gijón (10+13): Raquel Álvarez, Nerea Nieto (1), Raquel Caño (1), Marta Méndez, Laura Rivas, Marizza Faria, María González, Cecilia Cacheda (6), Débora Torreira, Fani Ruiz, Natalia Montilla (2), Lorena Téllez (4), Aida Palicio (5), Giuliana Gavilán (4).

Marcador 5’: 2-1 / 6-3 / 9-6 / 13-7 / 13-8 / 15-10 (descanso) / 17-16 / 19-18 / 21-20 / 22-21 / 23-21 / 23-23.

Árbitros: Rafael García (Andalucía) y Alberto Rodríguez (Galicia). Excluyeron por parte de las locales a Descalzo y Gómez y de las visitantes a Nieto, Caño, González, Téllez y Palicio.

Incidencias: Partido correspondiente a la J.9 de la Liga Guerreras Iberdrola disputado en A Sangriña. Pabellón lleno. Antes del partido hubo un homenaje a José I. Prades con motivo de la plata ganada con las Guerreras en Japón.

Nota de prensa del Mecalia Atlético Guardés