El baloncesto gallego está dejando huella en Estados Unidos. Pablo Hernández, jugador de la Universidad de Missouri Baptist, ha sido galardonado con el premio al Player of the Year de la American Midwest Conferencia (AMC).

El alero, nacido en Ames, ha liderado a los Spartans al campeonato de la temporada regular de la AMC y uno de los cinco mejores registros de toda la nación gracias a un balance de 19-3.

Pablo, formado en el Baloncesto Fedesa de Santiago de Compostela, es el máximo anotador de su equipo con 14.9 puntos por partido y el segundo en rebotes, con 5.4 capturas. Unos números reforzados con su acierto de cara a canasta: 52.7% en tiros de campo y un 36% en triples.

Con esta nueva distinción, en su último año universitario, Pablo confirma su gran progresión desde que aterrizó en la NAIA hace cuatro años. De hecho, ya el curso pasado había recibido una Honorable Mention All-Conference para, este año, ser incluido ya en el Mejor Quinteto y ser elegido el Mejor Jugador.

ENTREVISTA A PABLO HERNÁNDEZ / 23 DE ENERO DE 2019