El juego interior del Leyma decide ante CB Breogán un gran derbi en Riazor. La conexión interior formada por Beka Burjanadze y Sergio Olmos con 21 tantos de valoración para cada uno y que fueron determinantes a la hora de poner anular el magnífico trabajo de un inspirado Jeff Xavier durante el primer tiempo y que concluyó el choque con 7 triples anotados (28 val).

 

Con el himno gallego adueñándose de un gran ambiente, el derbi gallego de los playoffs por el ascenso lo tuvo prácticamente todo. Gradas llenas, aficionados llegados en masa desde Lugo,  emoción, igualdad y sobre todo buen juego. Una condición propulsada durante los primeros compases por un Cafés Candelas que asumió el mando de partido (5-10) pese a no poder contar de inicio con su base Dani López y al que los puntos de Jeff Xavier desde el perímetro le valían para mantenerse por delante en el marcador una vez superada la igualdad del primer periodo (22-22). Con el norteamericano en 17 tantos de valoración, los celestes llegaron al entre acto con 6 puntos de ventaja con los que adquirir confianza de cara al segundo tiempo (34-40).

Pero si por algo se ha caracterizado el Leyma Coruña durante toda la temporada es por un carácter luchador con el que no dan un solo balón por perdido, una máxima puesta de manifiesto con una férrea defensa exhibida durante un tercer acto en el que Beka Burjanadze y Sergio Olmos comenzaron a hacer de las suyas. Su trabajo en la pintura junto a uno y otro aro permitió a los coruñeses igualar el choque al final del tercer acto (62-62) e incluso asumir las primeras ventajas con el comienzo del último periodo, especialmente tras el triple logrado por Zach Monagan como respuesta a las diferentes acciones con las que el siempre efectivo Pep Ortega trató de disparar a los de Quique Fraga. El baile de tiros libres final y un rebote fundamental a cargo de Tomas Hampl rompió la imbatibilidad de los celestes dejando el primer punto de la serie en el vestuario de Tito Díaz (90-86).

 

 

Foto: Leyma Basquet Coruña