Foto: RC Deportivo

A Coruña, 8 nov (EFE).- El Deportivo ha llegado al primer parón en su grupo de Segunda B como líder en solitario y equipo invicto después de cuatro partidos, aunque con dudas en su juego, ya que ha tenido poca brillantez.

El equipo que entrena Fernando Vázquez acumula tres victorias y un empate, solo ha recibido un gol (en la primera jornada) y aventaja en dos puntos al segundo clasificado, el Pontevedra, y en tres al cuarto, el Racing de Ferrol.

El técnico explicó que el equipo irá a más y que no iba a tener un camino fácil en Segunda B, algo que ha quedado confirmado en las primeras jornadas.

Se ha encontrado con rivales bien posicionados tácticamente y ha tenido problemas para elaborar su juego, con carencias importantes en el ataque posicional.

Aun así, ha ganado tres partidos, todos por la mínima (2-1 al Salamanca y 1-0 al Unionistas y el Coruxo), y empató con el Compostela (0-0) en el único encuentro en el que no ha visto portería.

El primer encuentro se lo llevó en el minuto 97 y los otros dos triunfos se los adjudicó con destellos: un golazo de Héctor Hernández en los primeros instantes del partido con el Unionistas y un disparo cruzado de José Antonio Lara en uno de los pocos ataques elaborados que logró construir y finalizar el Deportivo ante el Coruxo.