Foto: RC Deportivo

A Coruña, 14 mar (EFE).- El Deportivo ha desconvocado finalmente la Asamblea de Accionistas que iba a celebrar el próximo martes y en la que tenía previsto someter a la aprobación de los socios tres ampliaciones de capital por un total de 70 millones de euros.

En un comunicado, el Deportivo explica que su Consejo de Administración ha acordado en una sesión que ha celebrado este sábado suspender la Junta General Extraordinaria de accionistas de la sociedad.

El club ha tomado esa determinación a raíz «de la actual crisis sanitaria que está atravesando» España por el Covid-19.

El Deportivo sostiene que ha decidido desconvocar la Junta General «siguiendo las medidas adoptadas por las administraciones públicas estatales, autonómicas y municipales, así como las de la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia» en lo referente a «evitar aglomeraciones en espacios públicos cerrados».

La entidad que preside Fernando Vidal anuncia que la convocatoria de la Asamblea se retomará «una vez que haya transcurrido un umbral temporal razonable desde el momento en el cual las autoridades sanitarias estatales y autonómicas informen públicamente de la desaparición de los riesgos y efectos derivados» del coronavirus.

Asimismo, apunta que trata de actuar «con la máxima seguridad para todos los deportivistas, accionistas y asistentes».

La Asamblea era la única cita que quedaba en la agenda blanquiazul tras la suspensión de la actividad deportiva del club y los actos sociales así como la actividad formativa.

La Junta de Accionistas requería de una participación del 25 % del capital social para poder celebrarse en segunda convocatoria el próximo martes (50 % en el caso de la primera convocatoria, prevista para el lunes) y el club necesitaba una mayoría de dos tercios para poder aprobar las ampliaciones de capital anunciadas.

Con ese incremento de capital, la entidad financiera Abanca iba a convertirse en principal accionista del club al capitalizar 35 millones de euros de deuda en dos de las tres ampliaciones de capital previstas.

De esa cantidad, treinta millones se corresponden con la deuda que el club tiene contraída con Abanca y los otros cinco, con el préstamo participativo que el banco facilitó al Deportivo para poder subir el tope salarial y acudir al mercado de enero.

El club se había comprometido con LaLiga a que la capitalización de ese préstamo se produjera antes de finales de marzo.

Abanca saldría de la Asamblea con el control del club a la espera de la aportación de los actuales accionistas del Deportivo y del resto de aficionados en la tercera ampliación de capital que se iba a proponer en la Junta, también por 35 millones de euros.

En función de las acciones que suscriban los socios, Abanca controlará entre un 45 y un 78 por cien del capital del club.