El Deportivo se puso de largo en Riazor en una nueva edición del Teresa Herrera y contra un rival clásico a principios de la década del 2000, el decano uruguayo: Nacional. Con Cavaleiro, presentado antes del partido, en el once titular y con el debut en Riazor de inicio de hasta cuatro fichajes, comenzó una de las grandes citas del calendario veraniego del Dépor. Y no pudo hacerlo de mejor manera.

 

Dépor 3: Lux; Laure, Lopo (Wilk, min. 61), Insua, Canella; José Rodríguez (Álex Bergantiños, min. 28), Juan Domínguez (Iago, min. 72); Cavaleiro (Cuenca, min. 61), Fariña (Juan Carlos, min. 72), Luisinho y Toché (Borja, min. 61).

Nacional 0Munúa; Álvarez, García, De los Santos, Díaz; Arismendi, Romero; Pereiro, González, Barcia e Iván Alonso. También jugaron: Carlos da Pena, Calzada, Porras, Taborda, Espino y Sebastián Fernández.

Goles: 1-0 Fariña (min.7); 2-0 Fariña (min.11); 3-0 Toché (min. 55)

Árbitro: Iglesias Villanueva (Galicia). Amonestó a Toché en el minuto 41 y Borja en el 64.

Incidencias: Segunda semifinal del LXIX Teresa Herrera. Antes del partido se presentó a Cavaleiro como nuevo jugador del Deportivo. Los videomarcadores anunciaron que el Deportivo alcanzó hoy los 20.191 socios.

El partido arrancó con mucha intensidad por parte del Dépor y con un claro dominio blanquiazul que se materializó con un gol en el minuto 7. La buena presión arriba propició que el Deportivo se adelantase en el marcador gracias a una jugada de astucia de Fariña que aprovechó un mal pase atrás de la zaga de Nacional para interceptar el balón en la frontal. Tras internarse en el área batió bien, raso, colocado y cruzado ante la salida de Munúa.

La intensidad se mantuvo y cuatro minutos después, tras una espectacular volea de Cavaleiro rechazada por Munúa, de nuevo Fariña asumió el protagonismo en los metros finales. Se hizo con el balón y tras un buen recorte en la frontal del área chica, volvió a batir por bajo a Munúa y a poner el segundo en el electrónico.

Desde ese momento el Dépor bajo un poco el ritmo cediendo más la posesión a Nacional. El conjunto uruguayo ganó metros y consiguió acercarse con peligro al área del Dépor, incluso con buenas ocasiones como la que consiguió abortar Lux, en una doble intervención, la segunda desde el suelo, para evitar el gol visitante.

Álex Bergantiños entró en el partido en el minuto 28 sustituyendo a José Rodríguez que se tuvo que retirar con molestias en un tobillo, mientras el Dépor poco a poco recuperaba el control del choque, acabando la primera parte como había comenzado, con posesión de balón y llegada a la portería de Nacional.

Los blanquiazules comenzaron la segunda parte con menor intensidad lo que propició alguna llegada con peligro de Nacional que no se materializó. Con el paso de los minutos recuperaron el dominio y las ocasiones gracias a la gran velocidad que daban al balón los jugadores ofensivos del Dépor. Una muy buena combinación entre Cavaleiro, Luisinho y Toché permitió al delantero murciano entrar en el área y batir por tercera vez la portería uruguaya.

Desde ese momento el partido sirvió a los dos entrenadores para probar nuevas alternativas, dar descanso a jugadores que habían salido de inicio y meter en el terreno de juego, en el caso del Dépor, a caras nuevas para la afición blanquiazul de Riazor, como el caso de Isaac Cuenca o del canterano Iago.

En los últimos minutos el partido bajó mucho de ritmo, el Dépor contuvo bien la ventaja conseguida de salida y certificó con solvencia, y manteniendo la puerta a cero, su clasificación para la gran final del Teresa Herrera en la que le esperaba desde dos horas antes el Sporting de Gijón.