Por segundo fin de semana consecutivo una jugada de estrategia en tiempo de prolongación volvió a valer puntos para el Deportivo, en este caso dos, gracias a un remate de Lopo en el minuto 90

 

Alcorcon   1 – 2 escudo-deportivo
1-1 (min. 12) Ángel 0-1 Juan Domínguez (min 10)

1-2 Lopo (min. 90)

A.D. Alcorcón: 13.- Dani Giménez; 23.- Ángel Sánchez; 24.-Pau Cendrós, 2.- Alberto Serrán, 6.- Babin, 7.- Javito, 8.- Rubén Sanz, 22.- Jony, 18.- Martínez, 15.- Juli, 9.-Óscar Plano

R.C. Deportivo: 13.- Fabricio; 15.- Laure, 2.- Manuel Pablo (C), 28.- Insua, 5.- Marchena, 10.-Juan Domínguez, 20.- Wilk, 4.- Alex Bergantiños, 16.- Luisinho, 17.- Salomão, 18.- Toché

Cambios: Lopo por Wilk (min. 38); Núñez por Salomâo (min. 65); Rabello por Toché (min. 83)
  

Árbitro: Arcediano Monescillo. Amonestó a Laure (min. 20), Insua (min. 30), Wilk (min. 34) Lopo (min. 46), Marchena (min. 57), Luisinho (min. 70)

Incidencias: Municipal de Santo Domingo: 2.800 espectadores. Partido correspondiente a la jornada 27 de la Liga Adelante. 

 

 

Alcorcón y Deportivo se vieron las caras en el Municipal de Santo Domingo en un encuentro que ambos afrontaban con necesidades bien diferentes: uno abrir hueco con la zona de peligro y otro seguir enganchado a las posiciones de cabeza. Cientos de aficionados deportivistas se dieron cita en las gradas en una mañana soleada en la que los dos equipos salieron enchufados buscando adelantarse en el marcador.

La primera llegada fue para el equipo local por medio de Óscar Plano que no acertó a rematar ante Fabricio cuando aún no se habían completado los dos primeros minutos de partido. Cinco después llegó una muy buena ocasión para el conjunto amarillo con un cabezazo hacia atrás de Juli, vaselina que saca Fabricio espectacularmente a córner. Tras esos primeros acercamientos de los madrileños, el Dépor sí aprovechó su primer acercamiento a la zona de peligro rival.

Manuel Pablo sufrió una clara falta en el pico del área, en una costalada que mereció la pena. El lanzamiento directo de Juan Domínguez se coló entre una maraña de  jugadores y acabó en el fondo de la portería de Dani Giménez, con la alegría desbordada, justo a sus espaldas, de los muchísimos aficionados deportivistas que ocupaban ese fondo.

Una alegría que quedó atenuada pronto con la respuesta del Alcorcón. Dos minutos más tarde los locales colgaron un balón desde banda derecha y tras el despeje de la zaga deportivista, Ángel Sánchez enganchó una espectacular volea que se coló por la escuadra de la portería de Fabricio.

Desde ese momento el partido bajó en intensidad en las áreas y aumentó en dureza y juego en el centro del campo. Laure, Insua y Wilk recibieron tarjeta amarilla en pocos minutos y el propio jugador polaco fue sustituido tan solo dos después de ser amonestado, dejando su sitio a Alberto Lopo. Este cambio supuso la correspondiente reestructuración del sistema del equipo sobre el terreno de juego.

La misma tónica marcó el desarrollo de la segunda parte, casi sin llegadas a las áreas y con muchas faltas, la mayoría de ellas castigadas con tarjeta amarilla por el árbitro del partido. Pese a ello, ambos equipos acabaron el partido con once futbolistas.

La primera gran ocasión de la segunda parte llegó en el minuto 27 con un control orientado con el pecho de Toché dentro del área y posterior remate de volea que sacó Dani Giménez de manera espectacular. El propio Toché coprotagonizó una jugada en la que un defensa local cortó el balón con la mano dentro del área pero de manera completamente involuntaria, en una jugada que Arcediano Monescillo no interpretó como penalti. Esas ocasiones abrieron de nuevo el partido, con una llegada posterior del Alcorcón que Fabricio cortó de puños a centro de Fernando Sales.

Cuando parecía que el partido se iba a cerrar con tablas en el marcador de nuevo una jugada a balón parado volvió a dar puntos al Deportivo. Si la semana pasada fue uno ante el Sporting, los dos de hoy llegaron en el minuto 90, al comienzo ya del tiempo de prolongación, con un córner favorable al Deportivo. Tras tocar en un futbolista del equipo local, Lopo, reviviendo viejos tiempos con la elástica blanquiazul, entró con todo al segundo palo para rematar el balón y dar los puntos que permiten mantener el pulso de los cuatro de cabeza.

Alberto Lopo, autor del tanto que valió los tres puntos en Alcorcón, se mostró esta mañana ante los medios de comunicación «agradecido, contento y con ganas de poder seguir ayudando mucho más». Para el central deportivista, ese gol supuso «una alegría enorme».
 

 Lopo: «Es una alegría enorme poder ayudar al equipo».

Dice Lopo que «en estas dos últimas jornadas, el descuento nos ha servido para puntuar (Sporting de Gijón) y ganar (Alcorcón). Está claro que hay que estar alerta hasta el final», añade.

Explicó la acción definitiva en Santo Domingo: «Me jugué la cabeza pero había que hacerlo porque estaba en la línea de gol».

«Cuando es al revés es una faena, pero cuando es a favor te sabe a gloria», subraya Lopo.

Rueda de prensa de Lopo

 

Fuente: canaldeportivo.com