Los goles de Juan Domínguez, que volvió a ver puerta en la capital de España, e Ifrán, que se estrena como goleador blanquiazul, le dan tres importantes puntos al equipo tras una dura semana que ha dejado a la plantilla casi en cuadro.

 

Real Madrid   0 – 2 escudo-deportivo
mini-balon. Juan Domínguez (min. 23)

mini-balon. Ifrán (min. 83)

Castilla: Pacheco; Quini, Llorente, Cabrera, Casado; Mascarell, Aguza, Lucas Vázquez, José Rodríguez (Pablo Filipe, min. 70); Burgui (Romero, min. 61) y de Tomás (Sobrino, min.55)

 

Deportivo: Lux; Laure, Manuel Pablo, Lopo, Seoane; Wilk, Juan Domínguez; Sissoko (Núñez, min 71), Rabello, Luisinho y Borja Bastón (Ifrán, min. 63)

 

Árbitro: Piñeiro Crespo, del Comité Castellano-Leonés. Amonestó a Wilk (min. 29), José Rodríguez (min. 58), Lopo (min. 68), Quini (min. 71) y Pablo Filipe (min. 75)

 

Incidencias: partido de la trigésimo tercera jornada de la Liga Adelante. Estadio Alfredo Di Stéfano (Valdebebas, Madrid). Unos cuatrocientos aficionados del Dépor animaron sin cesar desde las gradas.

 

 

 

El partido en la ciudad deportiva del Real Madrid arrancó bajó la lluvia y con el sol luciendo en el cielo, en una metáfora de la situación del Dépor: la lucha por un radiante liderato en medio de una tormenta de lesiones. La última, la de Carlos Marchena, que no superó el calentamiento previo al partido en Valdebebas y no entró en la convocatoria. Manuel Pablo ocupó su lugar en el eje de la zaga y Deak, inicialmente descartado, se sentó en el banquillo.

Con ese reajuste de última hora comenzó un partido que ninguno de los equipos controló en los primeros minutos. Un córner por parte de los locales y una internada de Rabello que acabó en centro despejado por la zaga blanca fueron las dos aproximaciones más destacadas de los diez primeros minutos. El Dépor tuvo la primera clara en el 12 tras una larga jugada de ataque que en primera instancia no pudo rematar Borja. El madrileño acabó cediendo para Laure y este asistiendo a Rabello, que tiró a colocar y se encontró en su trayectoria el cuerpo de Mascarell para desviar una gran ocasión.

En el 17 tuvo lugar la primera llegada del Castilla en jugada de Burgui que dejó atrás para José Rodríguez que remató desde la frontal, enviando el balón fuera de la ciudad deportiva. Cinco después se produjo la jugada clave del choque. Burgui cometió una discutida falta sobre Laure que sacó Luisinho en su reaparición tras sanción. El portugués buscó el segundo palo en el que apareció Juan Domínguez, con Diego Seoane cubriéndole las espaldas, para hacer el primero del partido con un cómodo remate de cabeza.

El encuentro se puso en un escenario que el Dépor ha dominado a la perfección en la mayor parte de los casos en los que se ha planteado a lo largo de la temporada. Pese a la ventaja siguió buscando la portería rival, caso de Rabello que metió entre líneas para Wilk, y éste dejó atrás para Borja, que no acertó con la portería al borde del minuto 30.

Desde ese instante el Castilla controló más el partido y tuvo un par de llegadas que despertaron inquietud en los aficionados deportivistas, con sendas salidas a falta colgada que Lux no acertó a despejar y que a punto estuvieron de suponer un susto. La tercera, idéntica a las anteriores, la atajó sin problemas, igual que la última ocasión de la primera parte, en una gran parada bloqueando un buen disparo desde la frontal del área. Entre llegada y llegada del Castilla, y los intentos de salir a la contra del Dépor, Wilk vio una tarjeta amarilla que le hace perderse el partido del próximo domingo en Riazor frente al Recreativo de Huelva.

Tras el descanso Lux sacó con los pies un disparo cruzado de Raúl de Tomás, y en el 61, Casado estuvo a punto de conseguir el empate tras un córner en el que el balón cayó en sus botas en el segundo palo pero acabó rematando muy cruzado. Fue la tónica de la segunda parte, dominio y llegadas, no tan claras, por parte del equipo local e intentos de salida a la contra del Dépor, que no controló el choque pero tampoco pasó excesivos apuros.

En la última media hora comenzaron los movimientos de banquillo de Fernando Vázquez, que dio entrada a Ifrán en lugar de Borja y a Núñez, sustituyendo a Sissoko, duda a lo largo de toda la semana. El jugador uruguayo puso el punto de tranquilidad que le faltaba al partido gracias a una jugada en la que se adelantó en la frontal del área a la salida de Pacheco y tras driblar también a Llorente, puso el 0-2 definitivo en el marcador.

El Real Madrid tuvo la última clara con un disparo al poste de Sobrino pero nada se movió en el marcador del Alfredo Di Stéfano, un estadio en el que el Deportivo volvió a demostrar su contundencia y solvencia lejos de Riazor, unos resultados a domicilio que le permiten estar liderando la Liga Adelante a falta de nueve partidos para el final.

El Dépor se acuesta líder de la Liga Adelante, a la espera de lo que haga mañana el Eibar, tras su victoria frente al Real Madrid Castilla.

Fuente: canaldeportivo.com