Foto: LaLiga

Carlos Alberto Fernández – A Coruña, 19 ene (EFE).- Los cuatro equipos que descendieron la temporada pasada a Segunda División B se han complicado la vida en la categoría de bronce, donde deben quedar entre los tres primeros clasificados de sus respectivos subgrupos para poder pasar el primer corte y seguir optando al ascenso en la segunda fase del campeonato.

De todos, el Deportivo es el menos malo, pero se ha estancado en las últimas jornadas con solo un punto de doce posibles, lo que le ha hecho perder, primero, el liderato del subgrupo A del grupo I y, el pasado fin de semana, el segundo puesto.

Además, dos de sus perseguidores (Celta B y Pontevedra) disputaron un partido menos y ambos tienen opciones de superarle en la tabla en caso de ganar esos choques y, en consecuencia, sacarle de las tres primeras posiciones, que son las que permiten luchar por el ascenso en la segunda fase del campeonato.

El Deportivo cambió de técnico la semana pasada, pero no de dinámica, y, con el empate en el campo del colista, el Salamanca, lleva 16 puntos de 30 posibles y un balance de cuatro victorias, cuatro empates y dos derrotas.

Los coruñeses están a cinco puntos del líder, el Unionistas, al que recibirá la próxima semana en el estadio Abanca-Riazor, y a dos del Zamora, que le derrotó en la última jornada de la primera vuelta y puso fin así a la segunda etapa de Fernando Vázquez en el banquillo deportivista, en el que ha sido sustituido por Rubén de la Barrera.

En todo caso, el Deportivo es el menos malo de los equipos que le acompañaron a Segunda B hace unos meses.

El Numancia, que también apostó por un cambio de entrenador tras la última derrota, es sexto en su subgrupo (el B del grupo I) con doce puntos en nueve partidos, a cuatro del tercer puesto, aunque la situación se le puede complicar porque el cuarto, el filial del Valladolid, diente un partido menos y le saca dos puntos.

El Racing de Santander, otro de los que optó por destituir al técnico que comenzó el curso, es sexto con quince puntos en once partidos en el subgrupo A del grupo II, a siete puntos del líder, el Amorebieta y a cinco del tercero, el Real Unión de Irún.

Fuera de las tres primeras plazas, aunque con un partido menos y posibilidad de acceder a ellas, se encuentra también el Extremadura en el subgrupo B del grupo V, en el que es quinto con trece puntos en nueve partidos.

El equipo del Francisco de la Hera destituyó al entrenador con el que no pudo salvarse la temporada pasada, Manu Mosquera, pero semanas después, le recuperó para dirigir nuevamente a la plantilla.