Escenario de lujo para el Coruxo que sin nada que perder, y con la motivación por las nubes visitaba a un Real Murcia favorito a estar en la lucha por el ascenso al término de la temporada.

 

REAL MURCIA CF: Iván Crespo, José Martínez, David Prieto, Jaume Sobregrau, Fernando Pumar, Acciari (Armando m.72′), Javi Saura, Rubén Sánchez, Jairo, Albiol (Isi m.60′) y Gerard Oliva (Carlos Álvarez m.52′).

CORUXO FC: Brais, Ángel, Aitor Aspas, Cifuentes, Pazó, Moscardó (Rafa Mella m.46′), Pedro Vázquez, Antúnez (Pardavila m.72′), Rubén Rivera, Mateo (Lamas m.86′) y Alex Fernández.

GOLES: (0-1) Moscardó (p) m.40.

ÁRBITRO: Sánchez Villalobos (Comité Andaluz).TA por los locales a Oliva m.29, Prieto m.40, y Javi Saura m.57 y por los visitantes a Moscardó m.21, Cifuentes m.57 y Rafa Mella m.69.

CAMPO: Nueva Condomina, ante 6.176 espectadores.

 

Lejos de sufrir miedo escénico, el conjunto vigués, acababa asaltando el feudo pimentonero, merced a una pena máxima que Moscardó camino del descanso enviaba al fondo de la red de Ivan Crespo. El Coruxo supo hacer en la segunda mitad bueno el botín cosechado, y el retorno de un largo viaje a tierras gallegas, se realizaba con un sabor de boca muy dulce, al llevarse los puntos de un campo donde apenas han puntuado equipos.

El encuentro arrancó como suele ser habitual en el cuadro local, llevando el peso del partido, algo que lógicamente buscaba el Coruxo, sabedor que bien colocado atrás y aguantando el tipo acabaría por tener su oportunidad. A pesar del dominio local, camino de la media hora, el Murcia apenas había colgado un par de centros al area sin peligro al no encontrar rematador alguno, y en el 24 de juego, reclamarían una posible pena máxima sobre Gerard que el colegiado no veía como punible.

Pasada la media hora, el Coruxo se desmelenaba, y Antunez gozaría de una buena ocasión en su remate sobre el marco de Iván Crespo, que sería el preámbulo del gol vigués, en una pena máxima de Jairo en el area local, que Moscardó engañando al meta local, servía para colocar, el a la postre, único gol del encuentro.

 

La segunda parte arrancaba con un Coruxo dispuesto a mantener su renta, y nuevamente con el Murcia llevando el peso del encuentro, a la vez que cualquier acometida local era frenada por la defensa sin ningún tipo de contemplaciones, por lo que el encuentro en algunas fases comenzaba a carecer de ritmo.

No sería hasta el 63, cuando Carlos Alvarez que acababa de entrar en el campo, gozaría de una buena ocasión local pero sin acierto de cara al gol. Nuevamente Carlos para los locales en un balón que no encontraba rematador, e Isi minutos despues, volverían a rondar el empate para los locales, pero la fortuna estaba de cara a un Coruxo que con uñas y dientes aguantaba el tipo, y que finalmente acabó por llevarse tres puntos, que a parte de valiosos, son un golpe de moral de cara a las venideras jornadas.

 

Foto: Coruxo FC