Procedente de la Universidad de Florida Gulf Coast (NCAA), el estadounidense Chase Fieler (10 de junio de 1992 en Parkersburg, West Virginia) es oficialmente la primera incorporación del Club Ourense Baloncesto de cara a la temporada 2014/2015.

 

Con 2.03 metros de altura, es un ala-pívot muy completo que destaca por su inteligencia y espectacularidad en la pista. De esta forma, es capaz tanto de abrir el campo para lanzar con un buen porcentaje de acierto como de rematar contraataques con espectaculares mates de los que hacen levantar a la grada.

A esto deberíamos añadir unos buenos movimientos en la zona, gran potencia física y una rapidez muy difícil de ver en un jugador de su altura, lo que unido a su inteligencia táctica defensiva hará que Fieler continúe con el progreso logrado durante sus cuatro años de estadía en Florida Gulf Coast.

Chase Fieler #20 con los Florida Gulf Coast Eagles- Zimbio
Chase Fieler #20 con los Florida Gulf Coast Eagles- Zimbio

Dos premios en el segundo mejor quinteto de su Conferencia NCAA (la All-Atlantic Sun) reafirman el valor de un Fieler que ya se dio a conocer al público en la pasada temporada 2012/2013, cuando eliminando a las potentes Georgetown y San Diego State en el torneo final NCAA, entró con Florida Gulf Coast entre las 16 mejores Universidades norteamericanas, teniendo a punto de caramelo el poder con la potente Florida en un partido seguido por casi 7 millones de personas en los Estados Unidos.

Seguido desde hace meses por el entrenador Gonzalo García de Vitoria, es una apuesta desde el trabajo que el entrenador valoró de la siguiente forma: “Es un jugador muy completo; juega de cara y de espaldas, tiene puntería incluso desde la línea de 3 puntos. Es un jugador que puede echar el balón al suelo y que corre bien el contraataque. Si a todo esto le sumamos que es muy espectacular, creo que estamos ante un jugador que puede enganchar con la grada. Además, para mí algo tan fundamental como lo anterior es que el jugador tiene hambre y ambición, dos valores claves para nuestro proyecto».

Sus números en la última temporada han sido de 13.9 puntos (55% T2, 31% T3, 71% TL), 7.4 rebotes, 1.6 asistencias y 0,9 tapones por partido, unos baremos que le valieron para ser la segunda arma ofensiva de su equipo y uno del los mejores cuatros abiertos de la temporada NCAA.

Su fichaje representa la primera pieza del juego interior del COB y la segunda de un proyecto en el que continúa del año pasado el capitán Pedro Rivero, al que desde aquí debemos agradecer también su paciencia y espera para una temporada más ser el encargado de comandar la nave de nuestro club.

Dto Com COB