Antonio Gavilanes y sus consejeros, en una apuesta clara por la continuidad del proyecto, han ofrecido la renovación a su actual técnico, Gonzalo García de Victoria. 

 

Todo apunta a continuidad. Una continuidad que se resistía durante las últimas temporadas y que por fin parece que se va a apostar por ella, una vez cerrada la temporada con la consecución de la permanencia, que se antoja poco fruto a tenor de la plantilla de la que disponía Gonzalo García. A falta de las subvenciones de Concello y el 50% de Xunta y Diputación, de las que depende el pago de las últimas nóminas, no habrá problemas para recuperar el aval de 180.000€ depositado a principios de temporada.

 

Todo parece apuntar que al frente del proyecto seguirá el bilbaíno, Gonzalo García de Victoria, que tendría encima de la mesa una oferta a la baja y con algún tipo de cláusula por resultados. Mientras se espera la contestación, aunque todo parece indicar que será positiva y que se podría llegar a acuerdo en las próximas horas, se están negociando las renovaciones de los compañeros de Pedro Rivero, que es el único que tiene contrato para el año que viene aunque tiene una oferta muy seria de un ex-ACB, y de otro club puntero más.

 

El COB ya se encuentra negociando también las renovaciones de Ryan Zamroz, Edu Martinez e Iván García. También es posible la continuidad de Rafa Huertas, aunque corre el run-run de que estaría muy cerca de jugar en ACB con River Andorra. También se espera la respuesta de Roberto Morentin, uno de los pilares en la consecución de la permanencia, y que prometió escuchar la oferta ourensana cuando acabe su periplo en Francia. Uno de los nuevos refuerzos del Club podría ser Sergi Pino, alero de 199cm, 27 años y que sería su 5ª temporada en Oro tras sus 2 años en Girona, 1 en LLeida y pasada campaña en Melilla, en la que promedió 7,3 puntos por partido, y 3,4 rebotes.  Quién parece que no seguirá es Jonathan Kale, quién ya desde diciembre se le veía no estar a gusto en el equipo y que será muy difícil de convencer si bien el rendimiento del jugador estuvo por debajo de los esperado buena parte de la temporada.