[alert type=»success»]

Móstoles: Ana Etayo; Patri Chamorro, Celia, Inma y María Otero (quinteto inicial). También jugaron, Carmen Alonso, Rocío, Beth y Ballesteros.

Cidade de As Burgas: Ana; Candela, María Arias, Sonia e Iria (quinteto inicial). También jugaron, Figo, Clara, Laura Risco y Amelia.

Goles: 0-1, min. 1 Sonia; 1-1, min. 8 Rocío; 1-2, min. 14 Iria; 2-2, min. 17 Celia; 2-3, min. 35 Clara; 3-3, min. 38 Inma; 3-4, min. 40 Iria.

Colegiados: Gómez Fernández y Pósito Pinto del colegio de madrileño. Amonestaron con cartulina amarilla a María Arias y Figo en el Cidade de As Burgas y a Carmen, Beth y María Otero en el Móstoles. El choque se demoró una hora en su desarrollo por indisposición del árbitro auxiliar.

Incidencias: Partido de la jornada 12ª Jornada de Primera División de fútbol sala femenino disputado en el Pabellón  Villafontana ante unos 300 espectadores.

[/alert]

 

 

 

Victoria a domicilio in extremis del Cidade de As Burgas con gol de Iria en los últimos diez segundos para imponerse por 3 a 4 a domicilio ante el Móstoles, en un partido marcado por la demora en su desarrollo por indisposición del árbitro auxiliar. El choque comenzaba con un tempranero tanto de Sonia Pacios para el Cidade de As Burgas con un preciso remate al segundo palo.

Poco después se interrumpía el partido durante una hora por indisposición del árbitro auxiliar. A los ocho minutos, Rocío de potente disparo desde doce metros igualaba el partido. Superada la medianía del período, en un error de la zaga mosotoleñas, Iria ponía el 1 a 2 pero antes del descanso Celia de potente disparo que se alojaba en la escuadra dejaba al descanso el empate a dos.

 

Ya en la segunda parte, unas y otras prosiguieron volcándose sobre la portería rival en busca de tres puntos valiosos. De esta forma transcurría el partido con mucho equilibrio sobre la cancha y dos equipos que se mostraban faltos de acierto en la finalización. En jugada personal a cinco de la conclusión Clara ponía el 2 a 3 paras las orensanas.

El Móstoles optaba entonces por el juego de cinco con el que igualaba el partido con un zapatazo de Inma desde ocho metros. Cuando todo apuntaba al reparto de puntos, Iria a escasos diez segundos para la conclusión ponía el definitivo 3 a 4 para las visitantes.