Acb Photo - JM Casares

El equipo infantil, Cenor Obradoiro, disputó la fase previa de la MiniCopa Endesa para pelear por una de las plazas que los llevaría directos a la Final, que se celebrará de forma paralela durante la Copa del Rey de Málaga, en febrero de 2020.

Así, el Cenor Obradoiro, dirigidos por Jose Freijeiro, consiguió hacer historia clasificándose para disputar la MiniCopa Endesa 2020, tras vencer al Gran Canaria en el cuarto partido.

La aventura de los obradoiristas comenzó con su primer encuentro, ante Cajasiete Canarias, en el que los infantiles se quedaron a las puertas de la victoria tras dos triples finales de los canarios (72-67). A los obradoiristas les costó entrar en el partido por los nervios típicos de este tipo de campeonatos. Esto les hizo ver cómo su rival anotaba un parcial de 11-0 que obligó al técnico gallego a pedir tiempo muerto para levantar el ánimo y la moral de sus jugadores. Y lo consiguió. A los gallegos comenzaron a salirles las cosas y ganar confianza, que le permitió arreglar el balance defensivo y remontar el partido. En el último cuarto, en un partido que estaba siendo durísimo físicamente, el marcador se igualó, pero finalmente el Cajasiete Canarias anotó dos triples en dos ataques consecutivos y ya no fue posible hacerse con la victoria.

En la segunda jornada, el Cenor Obradoiro se enfrentaba al siempre duro Catalana Occident Manresa. A los obradoiristas les volvió a costar entrar en el partido y Manresa enseguida cogió una ventaja de 7 puntos. Pero no se dejaron ir los gallegos y volvieron a meterse en el encuentro, que continuó igualado el resto de minutos. El rebote en ataque de los compostelanos fue clave y el equipo se hizo grande en el aspecto defensivo, cogiendo una renta de ocho puntos. Lo intentaron los manresanos, pero el Cenor Obradoiro consiguió la victoria (65-60), la primera de la historia del club en la MiniCopa.

El tercer encuentró enfrentó a los gallegos con el Casademont Zaragoza. El Cenor Obradoiro asumió el partido con mucha más confianza tras conseguir la primera victoria del campeonato. A pesar de estar realizando una gran defensa, los obradoiristas no tenían acierto y esto hacía que el marcador estuviese igualado. Tras el paso por los vestuarios, el Cenor Obradoiro se hizo dueño del rebote en ataque y defensa, permitiendo aumentar el nivel hasta romper el partido y ganar finalmente por 30 puntos (66-96).

Quedaba una plaza por decidir y el duro rival al que tuvo que enfrentarse el Cenor Obradoiro fue el Gran Canaria. Ambos conjuntos llegaron con muchísimos nervios por lo que se jugaban y con mucho cansancio acumulado tras disputar tres partidos en dos días, por lo que correr en contraataque era complicado. A pesar del poco acierto, los obradoiristas siguieron corriendo y defendiendo, dejándose la piel en cada pelota para poder tener opciones de ganar y llevarse el mejor premio posible.

El Gran Canaria, que venía dominando el ritmo del partido, erraba en ataque y fue cuando los obradoiristas se hiciesen con los mandos del partido, aprovechando la precipitación de su rival para alcanzar la máxima del encuentro (51-36). Los obradoiristas mantuvieron la calma los siete minutos restantes y certificaron así su pase a la fase final de la Minicopa Endesa (62-48).

El director de la cantera, Camilo Riveiro, que vivió toda esta fase previa con el Cenor Obradoiro, ha confesado estar «orgullosísimo por el trabajo hecho por todos, por los doce jugadores que forman este equipo y también por los demás compañeros que llevan toda la temporada entrenando, pero que no han estado en Valencia. Este grupo ha hecho historia por el Obra y estamos encantados de poder haber vivido este gran momento. Así que solo nos queda dar la enhorabuena uno a uno, empezando por Jose Freijeiro, su entrenador. Enhorabuena a Román Pérez, Leo Franco, Hadrián Mateo, Fernando Viqueira, Matías Castro, Alfie Rivas, Xoan Manoel Vilasó, Iago Vilariño, Pepe Dominguez, Román Aldrey, André Romero y El Hadji Doudou».