Foto: LaLiga

Vigo, 15 dic (EFE).- El Celta de Vigo expresó este domingo su malestar por la no aplicación del VAR durante el partido que disputó este mediodía contra el Mallorca (2-2) en Balaídos, y pidió “respeto” para el equipo dirigido por Óscar García Junyent.

“Penalti, roja, penalti, segunda amarilla. ¿Es esto justo? Las tres primeras son acciones claras de VAR. ¿Por qué no intervino? RESPETO”, denuncia la entidad que preside Carlos Mouriño, que acompaña el vídeo en el que muestra imágenes con el hashtag #VARbaridad.

El Celta, en concreto, se queja de un penalti no señalado sobre Brais Méndez en el primer tiempo, de otro del portero Reina sobre el internacional eslovaco Lobotka cuando el marcador reflejaba 2-1 y de una dura entrada de Cucho Hernández sobre Rafinha, que, a su juicio, era merecedora de tarjeta amarilla, lo que habría supuesto la expulsión del colombiano.