Foto: LaLiga

 

Vigo, 9 jun (EFE).- El Celta de Vigo retomará este sábado LaLiga Santander con cuatro de sus futbolistas apercibidos de sanción por acumulación de tarjetas amarillas, quienes se perderían el siguiente partido contra el Valladolid si son amonestados ante el Villarreal.

Los jugadores que están a una tarjeta de completar ciclo de cartulinas amarillas son el lateral izquierdo Lucas Olaza, el central Joseph Aidoo, el delantero Santi Mina y el portero Rubén Blanco, siendo el caso de este último el más preocupante tras la lesión de gravedad de su compañero Sergio Álvarez.

Una sanción o lesión de Rubén Blanco obligaría a Óscar García Junyent a elegir entre el guardameta del filial Dragan Rosic o Iván Villar, quien disputó su primer y último partido con el primer equipo celeste el pasado 14 de mayo de 2017.

El Celta, el octavo equipo de LaLiga con más amonestaciones, también tiene a otros jugadores con tres tarjetas amarillas: Okay Yokuslu, Denis Suárez, Pape Cheikh y Gabriel “Toro” Fernández.