El Celta enterró en Málaga su mala racha, de victorias y goles, con una pala de oro. Los celestes realizaron un partido espectacular, pleno de esfuerzo, concentración, calidad y talento para superar de manera abrumadora al conjunto local.

 

escudo-malaga   0 – 5 celta
0-1, min.5: Álex López;

0-2, min, 21: Augusto;

0-3, min.64: Álex López;

0-4, min.73: Nolito;

0-5, min.81: Charles

Málaga: Willy Caballero, Jesús Gámez, Chen, Weligton, Antunes, Portillo, Camacho (Anderson, min.46), Tissone, Duda (Pawlowsky, min.65), El Hamdaoui (Morales, min.46) y Santa Cruz

 

R.C.Celta: Yoel, Hugo Mallo, Cabral, Fontás, Aurtenetxe, Oubiña, Álex López (Madinda, min.74), Augusto (David, min.77), Santi Mina (Orellana, min.65), Nolito y Charles.

 

Árbitro: Estrada Fernández, del colegio catalán. Amonestó a Pawlowsky y Gámez

 

Incidencias: Partido disputado en el estadio La Rosaleda ante 13.100 espectadores

 

Los vigueses sumaron su segunda victoria de la temporada con una goleada apoyada en un formidable juego. Álex López anotó dos tantos y Augusto, Nolito y Charles cerraron el contundente triunfo céltico.  Comienzo dinámico, con ida y vuelta, propuestas ofensivas en ambos bandos… y golazo a los cinco minutos del Celta. Primer toque, velocidad y golpeo magistral de Álex López para adelantar al Celta en La Rosaleda. El canterano colocó el cuero pegado al palo, lejos del alcance del espectacular Caballero.

 

Y en los siguientes minutos, los celestes, lejos de dar un paso atrás, se apoderaron del balón, con un trato exquisito, y desplegaron un gran juego ofensivo, con numerosas llegadas a zona de peligro.  El dominio del cuadro vigués era absoluto, en todas las facetas del juego. A los 21 minutos, otra llegada, una más, por la izquierda con centro de Aurtenetxe que Charles prolonga y Augusto aprovecha con una gran volea para aumentar la merecida ventaja de los vigueses.

 

No reaccionó el Málaga, frenado por un gran Celta, que seguía manejando el juego y creando ocasiones. Charles cabeceó ligeramente alto a los 36 minutos tras un saque de esquina. El descanso llegó sin novedades, con una espléndida primera mitad de un Celta que ofreció un juego fantástico y una enorme superioridad.

 

Tras la reanudación, el Málaga dio un paso adelante, con un doble cambio, y se dispuso a tratar de reducir la ventaja celeste. Los locales adelantaron su presión y apretaron con firmeza en el centro del campo, dificultando en el arranque las combinaciones de los célticos.

El Celta capeó bien el temporal en los primeros minutos, ya que los andaluces apretaron con ferocidad, con gran ímpetu, sin dar apenas respiro a los de Luis Enrique, que trataban de salir con velocidad a la mínima oportunidad. El árbitro no apreció, a los 13 minutos, una agresión de Welligton a Cabral, muestra de la agresividad local tras el descanso. El Celta, fantástico, estaba en el partido. Ofreció un enorme espectáculo en el tercer gol, con amagos, recortes, balón al palo de Nolito, remate posterior de Augusto y la llegada de Álex López para cabecear a la red.

 

Y habría más espectáculo poco después. A los 27 minutos, contragolpe con Nolito entrando por la banda izquierda y golpeo maravilloso del andaluz. Golazo. Caballero evitó poco después el quinto despejando otro gran remate del punta celeste. Llegó poco después con un buen pase de David hacia Charles para que el ariete brasileño se reencontrase con el gol. Partidazo del Real Club Celta, que remonta posiciones en la tabla y recibe una buena dosis de confianza.

 

Fuente: celtadevigo.net