El Celta asalta la quinta plaza tras derrotar al Málaga (1-0)

0

 

Un gol de Nolito le dio la victoria al Celta ante un complicado Málaga y el conjunto de Berizzo adelanta al Athletic en la clasificación

  • Punto y final en Balaídos a una temporada histórica en una jornada plagada de celebraciones con la afición

 

RC Celta: Rubén, Jonny, Hugo Mallo, Sergi Gómez, Planas, Marcelo Díaz, Wass (Radoja, min.71), Pablo Hernández, Orellana (Drazic, min.80), Nolito y Iago Aspas (Guidetti, min.91)

Málaga CF: Ochoa, Weligton, Chory (Juanpi, min.66), Camacho, Charles, Atsu, Recio (Duda, min.84), Ricca, Duje Cop (Uche, min.80), Filipenko y Torres

Goles: 1-0, min.30: Nolito

Árbitro: Del Cerro Grande, del comité madrileño. Amonestó a Ricca, Recio

Campo: Balaídos, 21021 espectadores

 

 

El dominio celeste desde el inicio del partido, con buenas llegadas esporádicas, alguna tras brillantes combinaciones, se tradujo en ventaja a la media hora de juego. Gran salida a la contra de Wass, con pase abierto a Nolito, toque hacia el centro a Iago Aspas y preciso envío del canterano entre líneas a Orellana, cuyo centro fue rematado a la red por el gaditano. Gran jugada. Poco hubo más hasta el descanso en un partido pausado, sin excesivas ocasiones, Rubén desvió bien un lanzamiento de falta y Ochoa desbarató las ocasiones celestes.

 

Tras la reanudación, el Málaga tomó a iniciativa y se aproximó con peligro en los primeros instantes y el Celta funcionó por arreones, generando peligro en cada una de sus llegadas. Ochaoa desvió con la punta de los dedos una genial vaselina de Iago Aspas a los 25 minutos de juego.El portero del Celta fue uno de los jugadores más importantes. Rubén salvó al conjunto gallego en varias ocasiones y volvió a lucirse en el tramo final en un lanzamiento desde la frontal en una fase de juego dominada por el conjunto visitante. Duda tuvo la última oportunidad, en el minuto 92, de falta, pero el balón no encontró portería por poco. Victoria e inmejorable cierre en Balaídos de una campaña extraordinaria. 

 

Gracias a la victoria ante el Málaga y el empate entre la UD Las Palmas y el Athletic Club (0-0), el Celta consigue la quinta plaza de la clasificación, lo que significa disputar la temporada que viene la Europa League de forma directa. La próxima jornada, el equipo gallego viaja a Madrid para jugar en el Calderón.