A pesar de un tercer cuarto que invitó a soñar en una proeza coma la de la semana pasada acabó sucumbiendo ante las ovetenses por 51-60 y deja la Liga Femenina 2 tras participar en todas las ediciones

 

El Pabellón Ourense certificó su descenso matemático de la Liga Femenina 2 tras caer este fin de semana ante el Universidad de Oviedo en un partido que comenzó complicado para las de Benjamín Rodríguez, pero que poco a poco fueron orientando. El gran tercer cuarto de las orensanas les permitió soñar con la victoria.
 
Pero al final, el equipo asturiano tiró de galones para sumar el triunfo y acercarse a la salvación. La aportación de Inés Orselli, con 17 puntos y 17 de valoración ; y de Eva Oliva, con 16 y 21 de valoración, fue clave en la victoria sobre el equipo ourensano en el que los 15 puntos de Noelia Oliva y los de 10 de Bellido y Andrea Ríos no bastaron ante el empuje ovetense
 
05El inicio ya no fue nada halagüeño para las ourensanas que encajaban un 0 – 7 de salida, tras fallar canastas de las que no se suelen ni se pueden fallar y menos cuando te juegas la categoría,  y estar de vacaciones en defensa no ayuda en nada. Tiempo de Benjamín para intentar revertir la situación y tras una ligera mejoría, el Universidad de Oviedo vuelve a dar un arreón y deja el cuarto en un preocupante 12-21.
 
En el segundo cuarto se repite la tendencia del primero, se intentan acercar las pabellonistas pero la calidad de Eva Oliva e Inés Orselli, sumado a un día para olvidar de todo el bloque ourensano dejaba un claro 19 – 32 al descanso, tras un 7-12 en este cuarto que denotaba los nervios de ambas escuadras por lo que se estaban jugando. 
 
 
Tras el descanso, las ourensanas parecían otro equipo y empezaron jugar un baloncesto rápido y fluido, lo que unido a una defensa más fuerte e intensa, hacía que   las ourensanas se llevaran este envite por un claro 18-6 y dejaban un 37-38 con todas las espadas en alto.
 
En el cuarto más decisivo de la temporada, el CB Pabellón salió a rematar a las asturianas y tras un triple se pusieron 4 arriba, pero fue un espejismo y el resto del cuarto estuvo como el resto de la temporada, errático y con miedo a ganar y tras un parcial de 0-10 fueron incapaces de remontar y se consumó su descenso a Primera División. (51-60).