Nota de prensa del Celta Baloncesto

CELTA ZORKA (54): Anne Senosiain (7), Lucía Fontela (0), Itziar Germán (10), Hildur Kjartansdöttir (4), Raquel Carrera (8) -cinco inicial- Celia García (15), Elo Edeferioka (10), Paula Ahuja (0), Cristina Freire (0) y Mara Neira (0)..

CAMPUS PROMETE (85): Patricia Benet (8), Milica Ivanovic (17), Ylenia Manzanares (4), Maja Vucurovic (16), Vanessa Gidden (13) –cinco inicial- Deborah Ayela (0), Carmen Miroglav (2), Carla Zabala (0), RosaMarie Julien (15), Sune Swart (10)

PARCIALES: (15-20) (13-19) (17-26) (9-20)

ARBITROS: Señalaron 14 faltas a Celta Zokra y 14 faltas a Campus Promete.

INCIDENCIAS: partido correspondiente a la primera final de la fase de ascenso a Liga Día disputado en la pabellón Juan Ríos Tejera de La Laguna (Tenerife)  que comenzó ante unos 250 aficionados en las graderías.

A Celta Zorka le faltó la gasolina. Exhaustas, las jugadoras dirigidas por Cristina Cantero buscaron la machada pero cuando el depósito comenzó a pitar reserva, no pudieron más y Campus Promete se llevó una justa victoria.

El equipo riojano con la mejor plantilla y un buen entrenador como Jacinto Carbajal se hizo acreedor de un ascenso también justificado y doblegó a las celestes que en la segunda mitad no pudieron más y en el último cuarto tuvo que arrojar la toalla víctima del agotamiento de cuatro días intensos de competición con una plantilla menguada por las lesiones sufridas a lo largo de la temporada.

Pero antes de llegar al desenlace del partido, Celta Zorka plantó batalla. Los dos equipos comenzaron con defensa individual. En filas celestes la junior Lucía Fontela defendía a la base visitante Patricia Bennet como principal referencia ofensiva. El resto de los pares eran los naturales. Tras un par de minutos en que los equipos se fueron acomodando al ritmo de partido, un parcial de 0-6 liderado por la jamaicana Vanesa Gidden provocó el primer ensanchamiento en el marcador para Campus Promete (5-11 min. 5). En ataque Celta Zorka buscaba con insistencia sus peones interiores, sobre todo a Raquel Carrera en jugadas de uno contra uno ante Gidden, recibiendo ayudas constantemente de sus compañeras. La entrada de las rotaciones apenas varió la estrategia. Cantero pidió pausa (9-17 1ºC a 2:15) ya que las riojanas estaban realizando daño en el rebote ofensivo. Elo Edeferioka convirtió las dos últimas canastas del cuarto para que la renta no se disparase, y se llegaba al final del 1º cuarto 15-20

En el arranque del segundo cuarto apenas varió la configuración del partido. Campus Promete buscaba en ataque especialmente a Maja Vucuruvic, jugadora que por un problema en los pasaportes no pudiera vestir oficialmente la camiseta del Celta. Las olívicas mantuvieron el buen tono en los primeros minutos del parcial, pero la serbia se mostró letal y un parcial de 0-6 retomó las distancias para Campus Promete (21-32 min. 16). Las riojanas estaban mostrando todo su arsenal ofensivo y tras la pausa solicitada por Jacinto Carbajal, (23-34 min. 18), Celta Zorka se pasó a zona. Arriesgó Cristina Cantero colocando a Itziar Germán con dos faltas en pista y aprovechó para que Anne descansase. Aunque consiguió detener la hemorragia de puntos, el rebote ofensivo siguió siendo una cuenta pendiente para las celestes y varios ataques se prolongaron con segundas opciones. RosaMarie Julien con un triple antes de que se formase la defensa colocó el resultado final al final de la primera mitad (28-39).

Si Celta Zorka quería mantener alguna opción de ganar el partido pasaba por tratar de llegar a los últimos minutos con alguna opción. Los dos primeros minutos fueron un lastre que difícilmente un equipo tan cargado en minutos como Celta Zorka en esta fase podía levantar. En dos minutos, un parcial de 0-8 riojano rompió el encuentro (28-47) al que las celestes trataron de asirse de todas las formas posibles: defensas en zona, algún cambio a individual. Pero lo cierto es que el cansancio hizo mella y las ayudas en defensa ya no eran todo lo ágiles que debieran ser, ni la frescura para atinar en los lanzamientos era la misma que en días anteriores ante un rival que vía rotaciones mantenía la intensidad y la velocidad de crucero en los dos lados. Las riojanas además estaban atinadas en el tiro exterior y siguieron con la misma rutina (36-58 min 27). Sus rotaciones no permitían respirar a las jugadoras de Celta Zorka, que se veían incapaces para luchar contra un gran rival y contra la fatiga. Se llegaba al final del tercer parcial con el resultado y las sensaciones en contra (45-65).

Dos triples rápidos en los dos primeros minutos (47-71) echaban más tierra sobre un equipo celeste que se mostró como el equipo campeón que es y sacó su espíritu guerrero hasta el final. Cantero solicitó un último esfuerzo (50-73 a 6:30) a sus jugadoras que respondieron con el trabajo en la pista manteniendo en todo momento la intensidad, pese a que el marcador, el tiempo y sobre todo las fuerzas jugaban en su contra. El equipo estaba sentenciado y era cuestión de minutos que se tangibilizara lo que ya era un hecho: que Celta Zorka se iba a quedar de nuevo a las puertas del ascenso por segundo año consecutivo y que las jugadoras dieron hasta el último halo de su aliento por defender su camiseta en unas condiciones de competición en circunstancias excepcionales.

Celta Zorka remata en tercera posición por segunda temporada consecutiva en Liga Femenina-2 y la próxima temporada formará parte por octava temporada consecutiva de la competición. Comienza la cuenta atrás de 366 días para volver intentar el asalto a la Liga Día.