Madrid, 19 mar (EFE).- El cambio de reglamento de la Fórmula Uno previsto para el año próximo se pospone a 2022, debido a la crisis del coronavirus, según anunció este jueves la FIA (Federación Internacional del Automóvil).

El retraso de un año en el cambio de la reglamentación, presumiblemente drástico, se aprobó de forma unánime entre los representantes de la FIA, de la Fórmula Uno y de los equipos, según un comunicado hecho público este jueves, jornada en la que también se dio a conocer el aplazamiento -después de haberse cancelado las primeras cuatro carreras del calendario: Australia, Baréin, Vietnam y China- de los Grandes Premios de Holanda, España y Mónaco.

El Mundial 2020, previsto inicialmente a 22 carreras, de las que quedan 18 y las citadas tres han sido aplazadas, arrancaría, en el mejor de los casos, el primer fin de semana de junio, con el Gran Premio de Azerbaiyán, en su capital, Baku.

Todas las partes discutieron la situación actual del Mundial y cómo el deporte reaccionará a los venideros retos que está causando la pandemia del COVID-19.

Debido a la actual volatilidad de la situación financiera como consecuencia del coronavirus se acordó también que los equipos usarán el chasis de 2020 en 2021; y más adelante se discutirá la posibilidad del potencial ‘congelamiento’ de otros componentes.

El miércoles la FIA ya anunció que se había acordado adelantar el tradicional periodo vacacional de agosto a marzo y/o abril; y ampliarlo a un periodo de 21 días -en vez de 14-, durante los cuáles los equipos no podrán desarrollar ninguna actividad relacionada con los monoplazas y la competición.