[alert type=»info»]

San Pablo Inmobiliaria Burgos (79): Soluade (1), Álex López (4), Brine (14), Vega (11), Gibson (8) –cinco inicial- Steinarsson (3), Akodo (2), Edu Martínez (11), Jorge García (6) y Huskic (19).

Ourense Provincia Termal (60): Christian Díaz (2), Mitrovic (8), Jukic (2), Flis (13), Guerra (9) –cinco inicial- Martín Rodríguez (2), Kapelan (10), Hittle (3), Tomás Fernández (7) y Wright (4).

Parciales: 30-18, 18-15, 13-13, 18-14.

Árbitros: Zafra Guerra y Zamora Rodríguez. Sin eliminados.

Incidencias: partido disputado en el Pabellón El Plantío de Burgos correspondiente a la 13a jornada de LEB Oro con una buena entrada en las gradas.

[/alert]

 

Superiores en las diferentes facetas del juego los de Diego Epifanio aprovecharon una de las mejores noches de la temporada de un Brandon Brine al que le bastaron 23 minutos de juego para firmar 14 puntos, 11 rebotes, 1 tapón y 2 faltas recibidas para un total de 23 tantos de valoración con los que secundar el buen trabajo de Goran Huskic (19 puntos). Lo intentaron por parte de los de Gonzalo Gª de Vitoria, Dimitri  Flis y Fran Guerra, pero no era el día de los ourensanos y la victoria se quedó n Burgos.

 

Se esperaba un igualado encuentro entre dos de los mejores equipos del momento pero la historia del choque comenzó a morir realmente pronto, concretamente con un 6-5 que ejerció como la última ocasión del partido en la que el marcador reflejó una cierta igualdad. A partir de ahí los jugadores del San Pablo Burgos fueron un auténtico ciclón liderado por Gibson y Brine y espoleado por el acierto exterior del madrileño Javi Vega.

De este modo, los burgaleses necesitaron de apenas 5 minutos para doblegar en el marcador a un desconocido Ourense PT y al que las cosas no terminaban de salirle como esperaban (16-8).  Entre Flis y Kapelan trataban de devolver a los suyos al partido pero el tiempo muerto de Diego Epifanio fue clave para recuperar la voracidad de los suyos en el tramo final de un primer acto en el que su anotación volvió a hacer mucho daño a su rival (30-18).

El buen trabajo defensivo de los de casa sobre hombres claves como Christian Díaz o Fran Guerra daba sus frutos y el San Pablo Burgos no tardo en incrementar las rentas pero nuevamente un acertado tiempo muerto de Gonzalo García propició un pequeño parcial de 5-10 con el que impedir que las diferencias fueran mayores al descanso (48-33).

 

Mucho más erráticos regresaron a pista los quintetos iniciales de uno y otro equipo obligando a ambos técnicos a buscar soluciones en la profundidad de sus banquillos. Pese a ello la inercia del partido se mantenía con San Pablo Burgos golpeando de nuevo y Ourense devolviendo el parcial al final de un tercer acto en el que nada cambiaba en el marcador (61-46).

El acierto de Goran Huskic en el tramo final de partido unido al mayor acierto reboteador burgalés terminó por cerrar un encuentro que supuso la tercera consecutiva de un equipo que comienza a mirar a la parte alta de la tabla (79-60).

 

Foto: CBM/María González (Burgos)