Foto: PRBFS
Ficha técnica

Majadahonda: Lauri; Carmen, Coral, Vero y Moni (quinteto inicial). También jugaron, Pitu, tosti, Pitxi, Peque, Chili, Cels y Marta.

Pescados Rubén Burela FS: Jozi; Cristina, Peque, Cami y Lara Balseiro (quinteto inicial). También jugaron, Ale de Paz, Cilene, Dany, Bea Mateos, Leti Martín y Eelan Aragón.

Goles: 0-1, min. 1 Lara Balseiro   1-1, min. 12 Mónica Vergara 2-1, min. 16 Martita 2-2, min. 27 Cristina Pérez 2-3, min. 28 Moni (propia puerta) 2-4, min. 29 Cami 3-4, min. 36 Tosti.

Pabellón Municipal La Granadilla. Colegiados, del Olmo Martínez y Arance García del colegio madrileño. Recibieron cartulina amarilla Jozi, Peque y Cristina Pérez en el Pescados Rubén Burela y con doble amarilla a Pitu (35’) en el Majadahonda.

 

A los 48 segundos de partido, una buena triangulación ofensiva de las burelesas entre Peque, Cristina y Lara, habilitaban a esta última para anotar el primer minuto de partido, tras un error en la entrega de las madrileñas. El Majadahonda no se iba del encuentro y aguantaba el dominio de balón de un Burela que tenía una clara ocasión en las botas de Cami. El choque tenía mucha intensidad y la presión de ambas escuadras resultaba asfixiante.

A los doce minutos de partido igualaba el Majadahonda por mediación de Mónica Vergara al segundo palo a la salida de un córner. Al tramo final del período llegaban más frescas de ideas las majariegas que subían el 2 a 1 por mediación de Martita a pase de Moni tras robo de balón superando en el mano a mano a Jozi. El conjunto gallego intentó volcarse en el desenlace del acto en busca de la igualada, pero el Majadahonda, a pesar de contar con cinco faltas supo aguantar la exigua renta a su favor.

De inicio en el segundo acto, el conjunto laranxa se hacía con la manija del juego, ante un combinado madrileño que esperaba en cancha propia. En una buena acción ofensiva, Cristina Pérez al segundo palo a pase de Ale de Paz en jugada de estrategia conseguía igualar el envite. Un minuto después, Lara Balseiro permitía al conjunto lucense voltear el luminoso con un remate que golpeaba en Moni y se introducía en su propia portería.

Las gallegas conseguían poco después con el gol desde fuera del área de Cami que obligaba al Rayo a solicitar un tiempo muerto. El Burela prosiguió dominando pero la escuadra majariega no se daba por vencida y a escasos cinco minutos del final conseguía meterse de lleno en la pugna por el triunfo con gol de Tosti a la salida de un córner. El Majadahonda se volcó en la presión en los compases finales en busca del empate, ante un Burela que optó por contemporizar sus posesiones hasta conseguir llevarse los tres puntos en litigio en un sufrido envite.