El Burela regresa a la senda del triunfo a costa del Alcorcón

0

Gustavo Voces, Departamento de Prensa de la ACFSF

Pescados Rubén Burela FS: Ana Romero; Cristina, Dany, Jenny y Peque (quinteto inicial). También jugaron, Luci, Cilene, Alves y Lara.

AD Alcorcón: Belén; Isa García, Ballesteros, Irene Samper y Vane Sotelo (quinteto inicial). También jugaron, Aída, Pipi, Laura Rivera, Cintia, Carla Duco y Paula Llorente.

Pabellón Vista Alegre. Más de 500 espectadores. Colegiados, Amor Vizoso y García Salinas del colegio de Ferrol. Recibieron cartulina amarilla Ana Rivera, Paula Llorente y Pipi en el Alcorcón y Lara y Peque en el Burela.

1-0, min. 1 Dany

2-0, min. 9 Jenny

3-0, min. 21 Jenny

3-1, min. 26 Paula Llorente

4-1, min. 31 Peque

5-1, min. 32 Peque

La brasileña Dany inauguraba de forma tempranera el luminoso ante el Alcorcón, con un gol en el primer minuto de juego, aprovechándose de un balón suelto en el área de las madrileñas, al que respondía Ballesteros con un remate peligroso un minuto más tarde.

Las lucenses ampliaban su renta a los nueve minutos por mediación de Jenny que aprovechaba un precios centro de Cristina para superar a Belén. Poco después, las lucenses estrellaban un remate al travesaño por mediación de Cristina. El Burela presionaba la salida de balón de un Alcorcón que no se mostraba cómodo sobre la cancha, pero que trató de estirarse en el tramo final del primer acto en busca de un gol que les metiera en el partido.

Al minuto de la reanudación, la portuguesa Jenny en jugada individual subía el 3 a 0 en el luminoso. Reaccionaba el equipo alfarero tratando de poner cerco a la portería de Ana Romero, hasta conseguir recortar distancias por mediación de Paula Llorente, sacando provecho de un error de la zaga naranja. Antes de la medianía del período, el Alcorcón optaba por el juego de cinco, con el que a punto estaban de lograr su segundo gol, si bien, sería Peque quién desde cancha propia en un robo de balón anotaba a puerta vacía el 4 a 1.

Segundos más tarde, la misma protagonista, tras robarle el esférico a Ana Rivera conseguía subir el quinto a favor del conjunto lucense. Las amarillas intentaron volcarse sobre la portería gallega prosiguiendo con el juego de cinco, pero su falta de acierto en la finalización les impidió poder meterse en la pugna por un envite ya encarrilado para las lucenses que se dejaron ir en los últimos compases.