Los de Diego Epifanio vencieron (69-84) al UD Oliveirense, campeón portugués, en un partido que controlaron de principio a fin.

Con una asfixiante defensa y un ataque eficaz liderado por Thomas de Taey y Morayo Soluade, los lucenses tomaron el control del encuentro desde el minuto inicial.

Al descanso, los gallegos lograron una renta de nueve puntos que lograron administrar hasta el final del partido pese a los arreones del Oliveirense.

Foto: Carlos Domarco

El Club Ourense Baloncesto llegaba con las bajas de Alvarado que no jugó por precaución al tener molestias en el abductor, y de Alfredo Ott y Connor Wood, de los que se espera que lleguen esta próxima semana.

Los ourensanos, que estuvieron mejor en defensa que en ataque, no pudieron con el Porto que tuvo en Landis a su mejor hombre. Balaban fue el mejor de ourensanos bien dirigidos por Pol Figueras.

En la final, el Breogán se medirá al FC Porto, y el COB al Oliveirense.