Con el himno gallego anunciado una auténtica fiesta del baloncesto gallego tanto Cafés Candelas Breogán como Marín Peixegalego saltaron a la pista con sus cincos de gala a la búsqueda de un importante triunfo. Un cinco en el que se colaba en esta ocasión Matt Stainbrook dentro de un bando local al que comenzó a iluminar realmente pronto desde la pintura siendo clave con sus movimientos para que el Cafés Candelas se colocara muy pronto arriba (8-2).

Su buen hacer, unido al acierto de “Lobito” Fernández fueron demasiado para un Marín Peixegalego que revivió los fantasmas de jornadas anteriores concediendo una serie de facilidades defensivas con las que marcharse al primer entreacto con una decena de puntos de desventaja (24-13). Con los de Natxo Lezkano disfrutando de su propio juego, Sergi Quintela levantó al público de sus asientos una vez más con un 3+1 que hacía las delicias de una afición volcada con su equipo. Todo apuntaba a que el partido podría romperse más pronto que tarde pero  los de Javi Llorente tiraron de orgullo para firmar un parcial de 0-8 culminado con la tercera falta personal de Quintela con la que provocar la primera crisis del encuentro en el bando celeste (28-21).

Aunque no le duró mucho el nerviosismo a los locales ya que, con un parcial de 10-0 en algo menos de dos minutos, el Cafés Candelas Breogán despegaba de nuevo en el marcador ante un Marín estancado y al que ni siquiera le sirvieron los tiempos muertos de un Javi Llorente que no terminaba de dar con la tecla (42-27).

 

Con una cómoda renta, el Cafés Candelas afrontó la segunda parte con una mayor tranquilidad haciendo de la defensa uno de los puntos fuertes sobre los que sustentar sus diferencias. Desde ahí controlaron los impulsos ofensivos de unos Derksen y Cain convertidos en la principal esperanza pontevedresa y quienes tampoco fueron capaces de reducir las diferencias (64-47). Poca historia tuvo ya un último periodo en el que las rotaciones comenzaron a aportar aire fresco a uno y otro bando dentro de un encuentro prácticamente visto para sentencia y en el que los lucenses pasaron página para pensar ya en su próximo compromiso, el que les llevará a medirse al Leyma en la noche del próximo martes a la búsqueda del liderato (88-66).

 

Iván Cruz con 13puntos, 11 rebotes y 4 asistencias fue el hombre más valorado del partido con 24 puntos de valoración. Destacaron también Juan Lobito Fernández con 24 puntos (6 triples); Stainbrook, que se convirtió en amo y señor de la zona con 11 puntos, 7 rebotes y 4 tapones con 20 de valoración.

 

El Cafés Candelas  jugará mañana martes día 6 en Riazor ante  Leyma Coruña (12:30 horas) con opción de recuperar o liderato.

Fotos: Pat Muñoz