El Cafés Candelas Breogán se mantiene en lo más alto de la tabla tras un gran encuentro en Palencia, su cancha maldita el pasado curso y en la que han dado un paso al frente como equipo. 

  • El gran tercer cuarto protagonizado por el base Sergio Llorente para impulsar a su Cafés Candelas Breogán. Sus 18 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias fueron determinantes para anular a un rival que nada pudo hacer ante el acierto gallego.

 

 
QUESOS CERRATO PALENCIA: Dani Rodríguez (5), Mitch McCarron (0), Marc Blanch (12,1t), Urko Otegui (5), Lamont Barnes (12) – cinco inicial – Dani Pérez (14,3t), Romá Bas (6,2t), Toni Vicens (0), Joan Tomás (14,4t), Michael Fakuade (6), Álvaro Reyes (0), Dani Manchón (0).
CAFÉ CANDELAS BREOGÁN: Sergio Llorente (18,2t), Alex López (4), Juwan Howard (3,1t), Mamadou Samb (17,3t), Devin Wright (5) – cinco inicial – Dani López (15,2t), Fede Uclés (8), Travis Nelson (8), Nikola Rakocevic (7).
 
Parciales:
18 21 20 15 74
27 22 19 17 85
 
Árbitros: Carlos Javier García León, y Jorge González Zumajo. Señalaron 28 faltas a los visitantes por 24 a los locales. Eliminado por cinco  faltas Devin Wright (Café Candelas Breogán).
Incidencias: Pabellón Municipal de los Deportes. Unos 2000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el Hno Iñaki, presidente de honor del CD Maristas que fallecía este pasado verano.
 
 
 

Llegó el Cafés Candelas a Palencia pendiente de la enfermería en una noche de viernes en la que el cuadro gallego hacía frente a su maldición del pasado curso, un Marta Domínguez en el que perdieron durante sus tres visitas del 2015. Pero en esta ocasión los de Lisardo Gómez llegaron dispuestos a complicarle la noche a su rival en un encuentro en el que el triple inicial de Mamadou Samb supuso el mejor aviso por parte de los lucenses.

Los primeros puntos de Marc Blanch ejercieron como la primera resistencia por parte de los palentinos pero un triple abierto a cargo de Howard sirvió a los gallegos para poner tierra de por medio ante los castellanos (8-15). Entre Urko Otegui y los dos triples logrados por Dani Pérez y Marc Blanch, los de Porfirio Fisac lograron frenar los impulsos gallegos pero el comienzo del segundo acto puso la decena de tantos de ventaja a favor de los gallegos para dominar un segundo acto con el que intimidar a su rival (39-49).

Con dos puñaladas desde el 6,75 a cargo de Mamadou Samb y Sergio Llorente los hombres del Cafés Candelas comenzaron a sentir el triunfo aún más cerca tras el paso por vestuarios. Palencia resistía desde el 4,60 mientras que el base seguía a lo suyo durante un estelar tercer periodo. A partir de ahí comenzó la lucha del Quesos Cerrato contra el reloj para poder reducir diferencias. Con todo en contra y su rival mucho más acertado tanto en el tiro como en el rebote defensivo, el paso de los minutos no hizo otra cosa que certificar el segundo triunfo del curso para un Cafés Candelas que se asentó en lo más alto (74-85).

 

Fuente: FEB

Foto: Palencia Basket