El Monbus Obradoiro cae en el Buesa Arena ante el Baskonia en un partido intenso e igualado hasta el último minuto (85-78).

Ficha Técnica
Baskonia (85): Huertas (16), Janning (15), Malmanis (8), Shengelia (18), Poirier (10) -cinco inicial- Timma (4), Voigtmann (4), Beaubois (4), Granger (4), Jones (2) y Vildoza (-).

Monbus Obradoiro (78): Pozas (10), Thomas (10), Bendzius (5), Simons (3), Pustovyi (16) -cinco inicial- Sàbat (13), Llovet (6), Radovic (6), Navarro (0), Corbacho (0) y Laksa (9). Árbitros: Jiménez Trujillo, Castillo y Sánchez Sixto

Parciales: 21-18, 22-23, 23-20 y 19-17

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada de la Liga Endesa, disputado en el Fernando Buesa Arena ante 9.239 espectadores

El Monbus Obradoiro visitó el Buesa Arena, donde el Baskonia consiguió cortar la racha de cinco victorias consecutivas, en un encuentro que se mantuvo apretadísimo hasta el final (85-78).

Los de Moncho Fernández saltaron intensos a la pista con Pozas, Thomas, Bendzius, Simons y Pustovyi, intentando dificultar el ataque y la defensa de su rival. Pustovyi fue el encargado de inaugurar el marcador de los compostelanos con un espectacular mate y Simons anotó desde la línea de 6,75 para conseguir las primeras rentas a su favor en el marcador. Pero no tardó en reaccionar el equipo vasco, capitaneado por Shengelia e igualando el partido con Huertas y Janning. Durante todo el cuarto, el electrónico se mantuvo igualado hasta la entrada en pista de Granger, que dió aire a su equipo con una canasta y dos tiros libres (21-16) a lo que respondió Bendzius en los últimos segundos del cuarto con un palmeo a canasta, para finalizar 21-18.

Continuó el Monbus Obradoiro con intensidad y garra en el inicio del segundo tiempo, con Pustovyi cómodo debajo del aro y con Laksa acertado desde el tiro exterior (anotando dos triples y una canasta de dos en este tiempo). Los compostelanos imponían su ritmo y el Baskonia no encontraba anotación ni debajo del aro ni desde el triple. Pero de nuevo Shengelia puso por delante a su equipo en los momentos finales, para llegar al descanso con un 43-41 reflejado en el electrónico

Tras el paso por los vestuarios, el Baskonia no quiso dejar pasar el partido y apretó en defensa, jugando en ataque más balones dentro, y poniéndose seis puntos por encima de los gallegos. El equipo santiagués demostró querer ser competitivo para poder llevarse la victoria y elevó su intensidad defensiva, consiguiendo un parcial de 0-7 (50-51) para ponerse por delante en el marcador. Los azulgranas encontraron el acierto que les faltaba desde la línea de 6,75 continuando así igualado el encuentro (60-59). El cuarto finalizó por 66-61 a favor de los de Pedro Martínez, tras una canasta de Huertas en los últimos segundos.

El Monbus Obradoiro se bloqueó en el inicio del último cuarto, sin encontrar el acierto exterior y tardando casi tres minutos en anotar, situación que aprovechó el Baskonia para anotar un parcial de 6-0 que puso el marcador a 72-61. Pero los de Moncho Fernández querían dejar claro que había visitado el Buesa Arena para pelear por la victoria hasta el último momento y no se rindieron. Anotó Thomas los tres tiros libres tras la falta recibida en el minuto 3, Sàbat encontró el aro desde 6,75 y Laksa anotaba un tiro libre tras recibir una antideportiva. La guinda la puso Thomas, que anotó una canasta a aro pasado para poner el marcador a 73-70 a falta de cinco minutos para el final.

Al encuentro le siguieron unos minutos muy intensos y volvió a destacar Shengelia, esta vez en rebote, y los vascos conseguían ponerse cinco puntos por encima (77-72) a falta de tres minutos. Pero un tiro libre de Llovet, Sàbat desde triple y Llovet de nuevo con un palmeo, hizo que los compostelanos se pusiesen a solo un punto restando 57 segundos en el electrónico (79-78).

Quedaba todo por decidir en un encuentro marcado por la igualdad entre ambos equipos pero una defensa de Shengelia sobre Thomas, que no le permitió mirar al aro, y el acierto de Huertas, hicieron que la balanza se inclinase del lado vasco y el partido terminó con un apretado 85-78.

El Monbus Obradoiro vuelve a Santiago para comenzar una nueva semana de trabajo en la que repite como visitante en la Jornada 11, viajando a la pista del Real Betis Energía Plus para pelear por la octava victoria de la temporada (domingo 10, 12:30 horas). El equipo volverá a jugar ante su afición en el Multiusos Fontes do Sar, el domingo 17 de diciembre, a las 18:30 horas, para recibir al Real Madrid.

ACB Photo/E. Otxoa

Comentarios

Maxithlon