El Real Madrid dejó escapar una victoria que tuvo en la mano todo el partido y en el que llegó a disfrutar de  una ventaja de 11 puntos en el último cuarto. En los últimos  7 segundos Sergio Rodriguez y Carroll tuvieron 2 oportunidades de ganar el partido pero ambos fallaron sus tiros. La eliminatoria viaja al Palau, próximo partido el viernes a las 22:00H.

El Madrid salió lanzado con un parcial de 8-0  ante un Barcelona que pareció acusar la derrota del primer partido. Xavi Pascual pidió tiempo muerto y los azulgranas le endosarían un parcial de 2-11, el Madrid fallaba en ataque y en defensa no pudo con Navarro (4 puntos) y Oleson (5) tirando del carro de su equipo y así llegamos con un mas que pobre 10-11 en el marcador al término del Q1.

Pablo Laso,cambió la defensa, haciendo rotaciones y los tiros del Barcelona dejaban de entrar al no encontrar posiciones cómodas. Begic y Slaughter dominaron bajo el aro, con la colaboración de Rudy, que capturó 6 rebotes hasta el descanso. En el Real Madrid todos anotaban, todos trabajaban y nadie escatimaba esfuerzos, mientras el marcador iba registrando arreones  de los locales  (19-14, min.13 y 25-17, min.16). Navarro, Oleson y Lorbek mantuvieron al Barcelona dentro del partido pero este no es el Barcelona de otras ocasiones y eso  se reflejaba en el marcador, al descanso, 36-26, diez puntos de ventaja que dieron cierto aire al Real Madrid y dejaban muy tocado al BarÇa.

A la vuelta de vestuarios, Xavi Pascual,ordenó defensa en zona y el partido dio un cambio radical. El Madrid volvió a verlo todo oscuro en ataque,mientras Oleson  y Navarro se volvían a echar el equipo a cuestas para meter un parcial de 0-11 que ponía a los catalanes a tan solo 2 puntos de los madrileños. Con el cambio en la defensa de Laso, gracias a un gran Felipe Reyes, volvieron las ventajas locales, 45-37 (min. 25). Un triple de Llull colocó la máxima diferencia hasta el momento, 53-39 (min.28). Al final del Q3  55-46.

Los jugadores del BarÇa celebran la victoria en otro agónico final. EFE
Los jugadores del BarÇa celebran la victoria en otro agónico final. EFE

El Q4 fué un calco al de la primera eliminatoria solo que en este se invirtieron los roles. Navarro volvía mandar en el Barcelona y eso se notaba en el marcador  (59-57) con triple incluido de la Bomba,  que puso el partido emocionante a falta de 6 minutos.

El Barcelona siguió pegado en el marcador al Real Madrid, 65-64 (min.37), aunque no acababa de adelantarse en el marcador. No lo hizo hasta que faltaban 7 segundos, 71-72.  Tiró Sergio Rodríguez, tiró Carroll y el balón no quiso entrar, tampoco los árbitros pitaron falta personal.

El Barcelona empata la eliminatoria y se la lleva a Barcelona dispuesto a no volver a Madrid aunque Rudy y CIA harán lo indecible para celebrar el título en casa del máximo rival.