Bodegas BS, Bosch y Bionic Elk (Foto Pedro Seoane)

A Coruña.- El espectacular Baltic 56 “Bionic Elk”, armado por José Angel Quintero, de la flota del Club de Mar San Amaro de La Coruña, figura al frente de la flota que arrancó a las cinco de la tarde del viernes desde el mismísimo centro marítimo herculino, frente a los afamados Cantones: el Trofeo Finisterre.

Es la competición de altura con sus 120 millas de las Regatas Mar de Maeloc que organizan el Real Club Náutico de La Coruña y el de Vigo, que supone el segundo acto de la serie de las más clásicas regatas de cruceros de Galicia, y que concluirá el sábado.

Vientos de 10 nudos del norte, que llegaban por momentos a los 12, acompañaban a la flota en los primeros compases. La salida era de una gran belleza plástica, pues al propio entorno de la conocida como la “Ciudad de Cristal”, se sumaba el colorido de los spinnakers de la flota.

Ya solamente comenzar tomaba el mando el gigante “Bionic Elk” que es el segundo barco en eslora, tras el Vallicelli 65 de Astriz Arenas, del Real Cub Nàutico de Portosin. Muy pegado al barco de José Angel Quintero se situaba el J108 de Jorge Etchverría “Bodegas Benito Santos” que tenía que emplearse a fondo para superar primero a los J80 “Impresión 3D Atlántica” de Guillermo Blanco y el “Bastiagueiro” de José Ramón Galdo, ambos del Real Club Náutico de La Coruña, y posteriormente acercarse al “Bosch Service Solutions” que patronea Chuny Bermúdez de Castro, y que compite por el club vigués del Club Marítimo de Canido.

Más atrás se quedaba en esos primeros momentos el “Eleko-Mambo” con el vigués Carlos Sampedro a la caña y al coruñés Cándido Losada en bañera. Muy buena salida del “Mascato” de Enrique Vilariño, que sigue en una gran forma.

Más atrás, pero remontando posiciones poco a poco el barco mayor de la flota, el “Buen Vino Tinto” que seguía cogiendo gran velocidad, en base a su eslora y superficie vélica.

Al filo de las siete de la tarde, la cabeza de la regata seguía en poder de “Bionick Elk”, que había logrado salir de la zona de poco viento, navegando hacia el norte como el resto de la flota. Lo estaba haciendo con cerca de siete nudos de velocidad cuando se encontraba al través de cabo Cocinadoiro a algo más de 4 millas al norte.

Tras el barco coruñés se situaba el “Bodegas Benito Santos” con una velocidad de 4 nudos,  muy cerca de él “Bosch Service Soltutions” de Chuny Bermúdez con más velocidad, a 5,5; siendo el cuarto el “Eleko-Mambo” a 3,3 y por último estaba muy parado sin apenas avanzar el 65 piés de Portosón, que navegaba muy cerca de la cola de flota en real, en la que también se encontraban los J80 de Guillermo Blanco y de José Ramón Galdo.

Con estos datos, y la previsible frenada de madrugada en lo que al viento se refiere, los barcos participantes deberán comenzar a llegar a las instalaciones del Real Club Náutico de Vigo a lo largo de la mañana del sábado. Por el momento dominio en real de “Bionic Elk” y en compensado del “Bosch Service Solutions”.